Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Montenegro celebra mañana comicios presidenciales con Vujanovic como favorito para repetir mandato

Los primeros comicios tras la independencia se celebran marcados por la división de la oposición y pendiente de la entrada en la OTAN

Actualizada Sábado, 5 de abril de 2008 - 13:27 h.
  • AGENCIAS. Madrid

Cuatro candidatos concurren a las elecciones presidenciales de Montenegro que tendrán lugar mañana domingo en lo que serán los primeros comicios desde que el Estado balcánico recuperara su independencia en 2006, y que tienen al actual presidente, Filip Vujanovic, como principal favorito ante una oposición que ha sido incapaz de acordar un candidato único y que tenga la fuerza suficiente como para ser un contendiente de altura frente al actual jefe de Estado.

Vujanovic (Belgrado, 1954), al que se le suele ver caminando por las calles de Pogdorica de forma habitual, acompañado de su familia, saludando a sus ciudadanos y sin ningún tipo de escolta o medida de seguridad adicional, representa el ala más moderada del Partido Democrático Socialista, frente a la radicalidad abanderada por el ex presidente y ahora primer ministro, Milo Djukanovic.

El actual dirigente montenegrino se enfrenta a Nebojsa Medojevic (Movimiento por el Cambio), Andreja Mladenovic por la Lista Serbia), y Srdan Milic, del Partido Socialista del Pueblo. Todos los candidatos fueron anunciados este miércoles por la Comisión Electoral, que anunció además que el desarrollo de los comicios estará supervisados por representantes del Consejo de Europa, así como la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE), y la Unión Europea (UE).

El fracaso de las propuestas de la oposición para nombrar a un candidato único garantiza la abrumadora victoria de Vujanovic --30 puntos por delante del segundo en las encuestas, Andrija Mandic--. Medojevic, por su parte, cuenta con el apoyo de los dos partidos de minoría albanesa, enfrentados con lo que consideran "políticas de represión" emprendidas por primer ministro Djukanovic contra las minorías en Montenegro.

Entre las cuestiones de fondo de las elecciones, destacan la posibilidad de incorporar a Montenegro dentro de la Unión Europea y de la OTAN, así como la necesidad de atajar de raíz los problemas de la corrupción y del crimen organizado, y las relaciones con los países vecinos tras la declaración unilateral de independencia de Kosovo, formulada el pasado 17 de febrero.

Ventaja electoral

Los últimos sondeos divulgados por la organización Centro para la Democracia y los Derechos Humanos (CEDEM), conceden a Vujanovic el 52,8 por ciento de los votos en juego. Muy por detrás de él se encuentra Andrija Mandic, con un 19,1 por ciento. Nebosa Medojevic ostenta por el momento un 18,3 por ciento, mientras que Milic sólo ha conseguido, por ahora, un 9,8 por ciento.

Además de su enorme ventaja en la intención de voto, Vujanovic es además el candidato más valorado por la población. Un 42,9 por ciento estima al actual presidente de forma "muy positiva", y un 26,6 por ciento lo valora de forma "bastante positiva". Sólo un 16,3 por ciento le cree absolutamente incapaz de seguir gobernando el país. Esta percepción es, con todo, muy superior a la de su principal rival en este apartado de la encuesta, Mandic, que cuenta con la simpatía absoluta de sólo un 23 por ciento de los encuestados.

Además, se espera un alto índice de participación en estas elecciones. De acuerdo con el mismo sondeo de CEDEM, entre un 71 y un 77 por ciento del casi medio millón de montenegrinos con derecho a voto tienen previsto depositar su papeleta en los comicios de mañana. El índice de abstención se sitúa en torno al 25,9 por ciento.

Estos resultados, no obstante, han sido duramente criticados por la oposición, que acusó a CEDEM de manipular los resultados para favorecer al actual Gobierno. La organización no gubernamental ha rechazado tajantemente estas afirmaciones.

Relaciones exteriores

De momento, Montenegro está finalizando los preparativos para formalizar su petición de entrada a la UE. La viceprimera ministra del país, Gordana Djurovic, aclaró que las actuales labores del Gobierno en este aspecto se concentran en alinear su legislación con los estándares de la UE, y fortalecer su capacidad administrativa, entendida como uno de los principales problemas para la incorporación del país al bloque europeo.

El Comisario para la Ampliación de la UE, Olli Rehn, abordó esta misma cuestión el mes pasado durante una visita a Pogdorica. Allí, Rehn elogió los esfuerzos realizados por Montenegro, pero animó al país a incrementar los esfuerzos contra el crimen organizado y la corrupción, al tiempo que instó al Gobierno montenegrino a desarrollar el alcance y efecto de su administración pública, según la agencia estatal serbia, Tanguj.

Djukanovic, que ya ha anunciado su intención de hacer lo posible para mejorar la estructura económica del país, tiene también sus miras puestas en la OTAN. El primer ministro insistió en que el país ha cumplido todas las condiciones previas para su incorporación a la Alianza Atlántica, en declaraciones recogidas por el diario 'Vijesti'.

Finalmente, y en lo que a Kosovo se refiere, Montenegro ha adoptado una postura cauta y a la expectativa de nuevos aconteceres en la recién autoproclamada república. Así, el propio presidente Vujanovic ha destacado que su Gobierno pretende ser "cuidadoso y equilibrado" en este aspecto, mientras al inicio de su campaña presidencial, destacaba la necesidad de seguir manteniendo buenas relaciones con Serbia.

En este sentido, el Insitituto de Estudios de Seguridad ha recomendado a Montenegro que siga el ejemplo de los estados miembros de la UE y reconozca a Kosovo en interés de la estabilidad de la región, en palabras de la portavoz del grupo, Judy Batt.

Un estado en crecimiento

Tras quince años de conflicto, crisis económica y caos político, Montenegro comienza a recuperarse poco a poco de los devastadores efectos de la guerra en los Balcanes. El Ejército ha abordado con éxito un proceso de reducción de tropas, así como la anulación del servicio militar obligatorio; y la economía crece paulatinamente en la costa del país, que extrae importantes beneficios a través del turismo, y que deberían ser invertidos en el desarrollo interior.

"Si queremos ser un país serio, debemos desarrollar nuestra infraestructura, en términos de carreteras y suministro de agua", declaró la profesora de Economía en la Universidad de Montenegro, Mirjana Kuljak.

Mientras, cerca del 20 por ciento del Producto Interior Bruto del país procede directa o indirectamente del turismo, concentrado fundamentalmente en la costa del país, que es escenario de la constante apertura de nuevos hoteles y negocios; lamentablemente en contraste con el alto nivel de pobreza y desempleo existente en las zonas montañosas del interior.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra