Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
CULTURA Y SOCIEDAD

Un drama sobre los amenazados por ETA abrió el undécimo Festival de Málaga

"Durante el rodaje en San Sebastián mucha gente se acercaba a felicitarnos, pero nos lo decían en voz baja", apuntó el director

Actualizada Sábado, 5 de abril de 2008 - 04:00 h.
  • BOQUERINI . COLPISA. MÁLAGA

La 11 edición del Festival de Málaga abrió ayer con una de las películas españolas que más van a dar que hablar, Todos estamos invitados, dirigida por el veterano Manuel Gutiérrez Aragón y protagonizada por José Coronado, Oscar Jaenada y la actriz y modelo hispano italiana Vanessa Incontrada. Es una película que habla de amenazas, miedo y memoria, ambientada en San Sebastián, que llegará a las pantallas de toda España el próximo viernes.

Todos estamos invitados presenta dos líneas narrativas que se interrelacionan. Por un lado, un etarra que, tras un atentado y al saltarse un control policial, sufre un accidente en el que queda amnésico, aunque sus antiguos compañeros de la banda intentarán que permanezca con ellos. Por otro, un profesor de la Universidad del País Vasco, cuya pareja es una joven psicóloga italiana, que es amenazado por ETA, obligándole a vivir con escolta. La película está escrita por el director junto a la directora, guionista y Presidenta de la Academia Ángeles González Sinde, y en el caso del etarra amnésico se ha inspirado en un caso real.

Vivir amenazado de muerte

Es un film rodado con un gran clasicismo y mucha elegancia. Más que una película sobre ETA, es una historia sobre los amenazados de muerte, sobre el miedo y la dignidad, sobre el derecho a la vida y sobre ese segmento de la sociedad vasca que prefiere mirar para otro sitio antes que enfrentarse al problema. "Los amenazados no salen tanto en los medios de comunicación, salvo que se conviertan en víctimas", dijo Manuel Gutiérrez Aragón.

La película se ha rodado en San Sebastián durante el último año, con un ambiente político cambiante, aunque para el director, "el único cambio que veo allí es el climático. De los demás no veo ninguno". Dice el director de Camada negra, Demonios en el jardín y Cosas que dejé en la Habana, que tuvieron "ningún problema rodando en las calles de Donosti, incluso en la parte vieja. Es más, durante el rodaje mucha gente se acercaba a felicitarnos por hacer allí esa película, pero nos lo decían en voz baja".

Gutiérrez Aragón estuvo acompañado en Málaga por los actores de la película, José Coronado, Oscar Jaenaeda y Vanessa Incontrada, por el productor Enrique Cerezo y por el consejero delegado de Telecinco y productor de la cinta, Paolo Vasile. Para Coronado su personaje de un profesor universitario amenazado de muerte le ha cambiado la vida. "Para mí esta película ha significado un antes y un después. Antes sabía del tema por las noticias, pero ahora veo esa amenaza sobre la sociedad vasca. Lo duro que es vivir amenazado y con escolta". Para el actor, este personaje "está muy contenido. Nunca quisimos que fuese un héroe, sino una persona normal de la calle". Coronado aclaró también que siempre está dispuesto a ponerse "detrás de cualquier pancarta que abogue por la no violencia". Para Oscar Jaenada, que interpreta al etarra, "aquel que resuelve los problemas con una pistola en la mano no tiene ninguna credibilidad".


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra