Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

El transexual estadounidense embarazado se hará una ecografía por televisión

La cantidad del acuerdo, aunque no ha sido publicada, sería de siete cifras

Actualizada Jueves, 3 de abril de 2008 - 17:23 h.
  • AGENCIAS. Nueva York (EE UU)

«Para nuestros vecinos y para mi esposa no soy nada raro. Quienes viven en nuestro tranquilo pueblo de Oregón nos ven como una pareja feliz, profundamente enamorados. Nuestro deseo de trabajar duro, comprarnos nuestra primera casa y comenzar una familia no es nada fuera de lo común. Eso era hasta que decidimos que sería yo quien daría a luz a nuestro bebé».

Así empezaba Thomas Beatie, de 34 años, la confesión de un hombre embarazado que publicó la revista gay 'The Advocate' la semana pasada. Desde entonces, muchos han proclamado que las imágenes son falsas, pero hoy la gran reina de la televisión americana, Oprah Winfrey, dará fe de que no hay engaño.

Por una cantidad de siete cifras sin desvelar, el transexual hawaiano se ha dejado acariciar el vientre de cinco meses por la diva, que mostrará sus ecografías y hasta la habitación del bebé.

El único engañado ha resultado ser la naturaleza, y no una sino varias veces. Había dotado a Thomas con tantos atributos que de adolescente quedó entre las finalistas de Miss Hawai. Los hombres la miraban a ella, y ella miraba a las mujeres. Amigos y familiares llegaron a aceptar no sin reparos que fuese lesbiana y la creyeron feliz en ese papel.

En realidad fue la sociedad la que le llevó a dar un paso todavía más drástico. Como el matrimonio homosexual no estaba aceptado, decidió convertirse legalmente en un hombre para casarse con su novia. En el cambio de género se operó los pechos pero se dejó el útero, la matriz y los ovarios. Se inyectó hormonas, le creció la barba y después de tantos años aguantando miradas severas al fin pudieron pasar por una pareja cualquiera.

Sin mestruación

Ocho años sin tener la menstruación no le quitaron los deseos de tener un hijo biológico, porque eso «no es un deseo de hombres o mujeres, sino un deseo humano», ha confesado. Aquí fue la naturaleza quien se vengó: Nancy no podía tener más hijos, sólo le quedaba su viejo yo. Así que cuatro meses después de dejar de inyectarse testosterona su órgano femenino despertó y ni siquiera necesitó tratamientos de fertilidad para fecundarse con un esperma anónimo.

Salir del armario -¿o volver al armario?- fue como abrir la caja de Pandora. «Los médicos nos han discriminado amparándose en sus creencias religiosas para rechazarnos. Los profesionales sanitarios se niegan a utilizar pronombres masculinos para hablar conmigo o a referirse a Nancy como mi esposa. Las recepcionistas se ríen de nosotros».

En la familia de su esposa Nancy, la mayoría ni siquiera sabía que era un transexual. En la suya algunos incluso aplaudieron el primer embarazo extrauterino que casi le costó la vida. «Es bueno que lo hayas perdido», le soltó su hermano. «Quién sabe qué clase de monstruo hubiera sido».

Incluso entre la comunidad transexual algunos se sienten incómodos con esa vuelta atrás que consideran una traición a su identidad masculina. Thomas no será el primer transexual de EE UU en ser madre, pero después de su confesión y su destape con Oprah puede apostar a que será el más polémico.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra