Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
LOS MARTES, CONCEJALES DE PAMPLONA> EDUARDO PALACIOS SUREDA CONCEJAL DE CONSERVACIÓN URBANA

"Es un relax bañar a los hijos, darles la cena y acostarlos"

Llegado de la empresa privada, Eduardo Palacios fue el elegido por Yolanda Barcina para gestionar el área de Conservación Urbana. Neófito en política, explica que ahora observa la ciudad a diario para asegurar su mantenimiento

Actualizada Martes, 1 de abril de 2008 - 04:00 h.
  • I.M.M. . PAMPLONA

Eduardo Palacios Sureda, de 37 años, afronta su primera experiencia política como concejal especial de Conservación Urbana. Compagina estas labores con su jefatura de sección en la planta de Volkswagen Navarra. Hijo de militar, nació en Tenerife "de forma accidental" y ha vivido en Málaga, Palencia y Zaragoza, aunque lleva diez años en Pamplona. Vive con su mujer, natural de México, a la que conoció en Paderborn (Alemania) cuando estudiaba su carrera. Tienen dos hijos.

"Estamos muy felices en Pamplona", señala.

Ingeniero, criado en Zaragoza, ¿Cómo llega a concejal de UPN?

Nunca lo había planteado. Un día me llamó Yolanda Barcina para decirme que buscaba a gente concreta y yo le encajaba.

Bueno, pero a cualquiera no le suena el teléfono con ese mensaje y esa comunicante.

Fue una relación a través de un tercero. No había tenido ninguna vinculación con el partido.

Y le dijo que sí. ¿Le costó?

Fue una decisión en familia. Decidimos entrar a trabajar con Yolanda, porque es una mujer extraordinaria y es un privilegio. Decir que no era más difícil que decir que sí.

¿Por qué decidió dar el paso?

Creo que puedo aportar a la vida municipal desde el punto de vista de la empresa privada. Estoy acostumbrado a optimizar los procesos, los recursos, etc.

¿Y qué se ha encontrado?

Hay una estructura muy grande, con mucho personal. En la empresa privada se toman decisiones muy rápidas y es muy importante el tiempo. En la Administración todo es más lento y pausado por la burocracia. Pero es lógico, porque todo tiene que estar atado.

¿Es difícil compaginar su trabajo con el consistorio?

Es complicado, pero lo hago con la ayuda de la familia. Mi mujer trabaja y ella sufre mis horas de dedicación, pero se puede llevar con organización.

Resúmame un día suyo.

Me levanto sobre las 5.45 horas. Voy a la fábrica sobre las 7. Si no tengo alguna reunión o pleno en el Ayuntamiento estoy hasta las 3 de la tarde. Por las tardes estoy entre la fábrica y el área. Y siempre con el móvil y el correo electrónico.

¿Se pone hora para volver a casa por la noche?

Lo intento. Procuro ayudar a bañar a los niños, porque juego con ellos y me ayuda a desconectar de los problemas. Es un relax bañar a los niños, darles de cenar y acostarlos.

¿Cuál es su cometido en la factoría de Volkswagen?

Cogemos el coche cuando sale de la cadena de montaje. Le hacemos pruebas y ajustes. Se miran ruedas, faros, motor, emisión de gases, pruebas de pistas, de lluvia y líneas de verificación. Todo coche por coche. Y luego tenemos grupos de reparación por si algo ha salido mal.

También en el consistorio se dedica a arreglar si algo va mal.

Sí, es muy parecido. Me encargo del mantenimiento de la ciudad. La alcaldesa sabía lo que buscaba. Es un área técnica, sin mucho asunto político, por eso me siento cómodo.

¿Y cómo se adaptó al trabajo municipal?

No tuve vacaciones en verano y José Javier López, concejal de Obras, me enseñó mucho. Ahora voy por la calle fijándome en la cosas que pueden estar mal.

¿Qué hace? ¿Lo anota?

Sí, al principio anotaba mucho y hablaba con el director del área. Pero me di cuenta de que todo lo tenían contemplado, porque hay un equipo de inspectores y, además, en Pamplona los ciudadanos avisan. Es una gran ayuda. No podemos inspeccionar toda la ciudad todos los días y necesitamos que la gente avise.

¿Y cómo actúan cuando hay un aviso de un desperfecto?

Primero miramos si es prioritario o no. Lo que pueda ser un peligro para el ciudadano lo hacemos rapidísimo, como una baldosa suelta, etc. Gran parte de las llamadas del 010 vienen a nuestra área. Gracias a la exigencia de los ciudadanos Pamplona es una ciudad para presumir y enseñar.

¿Cuál es el principal caballo de batalla del área?

Nuestro objetivo es que no haya nada que el ciudadano tenga que reclamar. Es un objetivo difícil de cumplir, pero intentamos que cada vez haya menos llamadas. Económicamente es una área que se lleva mucho dinero. Sólo para las zonas verdes se destinan 11 millones de euros al año.

¿No le pone nervioso la lentitud administrativa?

Sí, un poco. Me sigue chocando, pero ya he entendido el funcionamiento. Hay cosas que se podrían agilizar, pero la Administración es una maquinaria enorme, pero está engrasada y funciona bien.

Todavía no se ha estrenado con un intervención en alguno de los plenos municipales.

De momento no hay mociones que afecten a nuestra área. Cuando toque explicar, defenderemos la moción que toque. Sí me ha sorprendido que en los plenos se tratan poco los asuntos ciudadanos y se llevan más los temas políticos, como altavoz mediático.

Tanto en el pleno como en el día a día sufren la presión y la amenaza de los violentos. ¿Cómo lo lleva?

Me influyó a dar el paso de entrar en política, pero no se puede dejar de tomar una decisión porque otros quieran. Hay unos riesgos, pero hay que tirar para adelante. Me impone más respeto la cantidad de gente que es concejal en pueblos y que no tienen esa protección. Tiene mucho más mérito.

¿Le ha condicionado su vida?

Al principio sí, pero te acostumbras a tomar precauciones y a ir con la protección. Te sientes más libre sin la protección, porque tu libertad se siente así perjudicada. Esperemos que algún día esto termine por el bien de todos.

Y en el trabajo ¿qué le dicen de su condición de concejal?

Me preguntaban cómo me metía en esto. Hablo con operarios y tenemos pequeñas discusiones políticas, pero poco.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra