Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
JUICIOS

El acusado de matar a una joven en Cedeira alega que lo hizo "por miedo"

La fallecida acudió a una cita pensando que era una entrevista de trabajo

Actualizada Martes, 1 de abril de 2008 - 18:51 h.
  • AGENCIAS. A Coruña

El hombre acusado de matar a María del Mar Becerra, de 26 años, el verano de 2006 en Cedeira (A Coruña) declaró hoy ante el tribunal que cuando se encontraron ella le empezó a gritar y "el miedo de que lo escuchara algún vecino" le hizo que "no controlara nada", le tapara la boca y "ocurriera lo peor".

Durante el juicio que se celebra en la Audiencia provincial de A Coruña, el acusado, F.P., reconoció que había respondido a un anuncio publicado por la joven en el que buscaba trabajo haciéndose pasar por un agente de la Guardia Civil trasladado desde Asturias y que le ofreció 1.200 euros y un contrato indefinido por cuidar de su hijo de nueve años.

Para ello, la citó a última hora del sábado 1 de julio de 2006 en un edificio en construcción en la localidad coruñesa de Cedeira, donde al encontrarse junto al ascensor ella se dirigió a él para preguntarle si era quien la había citado.

El acusado aseguró hoy que le había dicho a la víctima que él no era, pero que ella reconoció su voz y comenzó a increparle diciéndole que era "una broma de muy mal gusto", momento en que, según F.P., la joven tropezó y se cayó por las escaleras del garaje, golpeándose en la cabeza.

"Entonces ella empezó a gritar diciendo que me iba a arruinar la vida, yo escuché voces de vecinos que se acercaban y me asusté. Con la intención de evitar que la oyeran la tapé la boca, también la nariz y la sujeté por el cuello sin controlar nada por el miedo y ocurrió lo peor porque cuando paré, ella ya estaba con los brazos colgando", declaró.

El acusado reconoció que llamó a varias mujeres ofreciéndoles diferentes trabajos y también que se hizo pasar por directivo de Inditex, pero aseguró "no saber por qué lo hizo" y no poder creerse lo que ocurrió.

A esto añadió que se encontraba en tratamiento por depresión a consecuencia de fuertes problemas económicos y que su hijo sufría problemas coronarios, unos datos que confirmó su mujer en su declaración.

Por estos hechos, el fiscal pidió veinte años de cárcel para el acusado, además de una indemnización de 120.000 euros para la madre de la víctima y otra de 30.000 para su novio.

Por su parte, la acusación particular, personalizada en la madre de la víctima, eleva a 145.000 euros la indemnización para ésta por considerar que dependía económicamente de ella, 30.000 para el novio y 8.500 euros para los dos hermanos de la víctima, que vivían en la casa materna en el momento de los hechos.

El cuerpo de la víctima apareció el 5 de julio de 2006, tras estar desaparecida cuatro días, escondido en la alcantarilla del garaje del edificio, después de que el acusado reconociera los hechos e indicara a la Policía el lugar en el que se encontraba el cadáver.EFE


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra