Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
FERIA DE ABRIL BARQUERITO

Fernando Cruz, casi un héroe

Actualizada Martes, 1 de abril de 2008 - 04:00 h.

E L toro difícil de la imponente corrida de Cuadri fue el tercero. Difícil de verdad. Violento, bruto, artero y con sentido. Dos derrotes al cuello del caballo en varas. Salió enterándose, volvió contrario, desarmó a Fernando Cruz en el saludo y le arrebató el capote como en un zarpazo. El toro se estuvo sentado un ratito. Luego, echó fieramente la cara arriba en banderillas. Pero con él se animó Fernando Cruz sin esconderse.

Se vivieron momentos de pasión y hasta angustia, porque el toro anduvo con la antena puesta siempre. Arreaba estopa a mitad de embroque por la mano izquierda. Rara agresividad. Entero, dispuesto y sereno el torero de Chamberí. El dominio de la situación fue llamativo. La entrega, imperturbable. Toreo del clásico, no de recursos ni de castigo, sino de dibujo. Lo cual se hacía casi imposible porque el toro no cedió. Los muletazos buenos fueron muy caros. Una faena de las que en Sevilla se saben valorar y medir.

Ingrata salió casi entera la corrida de Cuadri. Muy armada, de mucha caja y muy cuajada. El exceso de volumen y peso, o la falta de motor, fueron lastre común. El primero se quedaba sin aire a mitad de embroque. Sánchez Vara, que debutaba en la Maestranza, lo aguantó con paciencia. Faena bien tramada y rematada. El segundo se aplomó después de una dura vara. Iván García se lo sacó a los medios y ahí trató de sostenerla sin enmendarla. No se prestó el toro. El cuarto fue toro de buen galope. Sánchez Vara lo manejó con oficio, pero pecó de castigarlo más de la cuenta en los primeros muletazos de una faena honrada, guerrera y algo precipitada. El quinto cobró un estrellón perverso antes de varas, se desfogó en el caballo pero sin poder con él y se vino a aplomar en la muleta pero no a rendirse. No llegó a acoplarse Iván García, que, para reaparecer tras una grave cornada, eligió Sevilla y la corrida de Cuadri. El sexto fue el más bondadoso. Pero todo lo que tuvo de noble fue lo que le faltó de fondo. Buenas intenciones de Fernando Cruz, que lo llevó empapado en muletazos sueltos. Los pocos que duró el toro.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra