Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
SOCIEDAD

Adona celebra en Olite su fiesta local con la entrega de 20 insignias de oro y plata

La jornada comenzó con una eucaristía en la iglesia de San Pedro y terminó con un aperitivo

Actualizada Lunes, 31 de marzo de 2008 - 04:00 h.
  • SHEYLA MUÑOZ . OLITE

La delegación de Adona (Asociación de donantes de sangre de Navarra) en Olite celebró ayer su fiesta local con la entrega de diez insignias de oro (para aquellas personas que han realizado 50 donaciones) y otras tantas de plata (a quienes han donado 25 veces).

La jornada comenzó con una eucaristía a mediodía en la iglesia de San Pedro de Olite. Al término de la misa, tuvo lugar la entrega de las insignias y, para finalizar la fiesta, los homenajeados y sus familiares disfrutaron de un aperitivo en el bar Gambarte de la localidad. Por parte de Adona, en la celebración estuvieron Loli Moriones, delegada de la asociación en Olite, y Teo López, vocal de Adona en la junta de Pamplona.

Uno a uno, los donantes homenajeados fueron subiendo al altar de la iglesia de San Pedro para que se les colocaran sus insignias. Félix Train Lacalle lleva donando sangre desde que tenía 18 años. Según contó, empezó porque le animaron sus familiares, que también eran donantes. "Es un gesto muy pequeño en comparación con el bien que puede hacer", indicó este vecino de Olite minutos después de recoger su insignia de oro. En su opinión, la gente cada vez está más concienciada con las donaciones. "En Olite cada vez se ve más gente joven que dona. Personalmente, yo seguiré haciéndolo hasta que mi cuerpo pueda", concluyó.

La delegación de Adona en Olite está formada, más o menos, por unas quinientas personas. Desde la delegación local de la asociación se mostraron satisfechos por alcanzar esta cifra en una localidad de 3.500 habitantes.

Muchas de las personas que ayer fueron homenajeadas comenzaron a donar siguiendo la tradición familiar. Éste era el caso de Martín Murillo Rodríguez, de 67 años de edad, y su hijo Óscar Murillo Catalán, de 34.

"En mi familia, mis padres han sido y mi hermana y yo continuamos con la tradición. Es un pequeño esfuerzo que puede salvar vidas y que seguiremos haciendo mientras podamos", indicó Óscar Catalán, que recibió la insignia de plata. Su padre recogió la de oro aunque ya ha tenido que dejar de donar. "He superado el límite de edad permitido pero durante toda mi vida lo he hecho gustosamente siempre que he podido", concluyó.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra