Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
FÚTBOL M

Merino impone su sello

El Promesas empató un partido en el que perdonó demasiado

Actualizada Domingo, 30 de marzo de 2008 - 04:00 h.
  • SANTIAGO ZUZA . PAMPLONA

La mano de Miguel Merino ya se deja notar en el Promesas. El conjunto rojillo sólo pudo empatar ante el Valladolid B, pero cuajó un buen partido, especialmente en la primera mitad.

Los navarros dominaron por completo los primeros 45 minutos, en los que dispusieron de clarísimas ocasiones que no supieron aprovechar. La escasa presión del filial pucelano facilitó la labor en el centro del campo. Txitxo se convirtió en el dueño y señor de la situación. Con tiempo para pensar cada vez que recibía la pelota, el pivote rojillo manejó bien a su equipo. Merino colocó a Jokin en la derecha, y el extremo rojillo hizo mucho daño ayudado por Ángel, que se dejó caer a esa zona siempre que se le necesitaba.

De esa banda llegó el gol del filial rojillo. Una buena pared entre Txitxo y Ángel a los 15 minutos finalizó con el centro del segundo y el remate del primero. El gol espoleó a los locales, que siguieron llegando con peligro a la portería defendida por un nervioso Lucas. Jokin primero y Ángel después dispusieron de dos buenas ocasiones para haber matado el partido. Sin embargo ambos disparos se marcharon por encima del larguero. En los últimos minutos el Promesas volvió a apretar y Ángel dispuso en el 39 de otra buena ocasión que desbarató Lucas.

El Valladolid apenas inquietó y sólo pudo poner en apuros a Andrés en jugadas a balón parado. Sin embargo, el Promesas dejó que el partido llegase vivo al descanso.

El técnico pucelano introdujo un cambio en el descanso dando salida a Carlos y moviendo algunas piezas. El filial vallisoletano presionó mejor y Txitxo desapareció del partido. El Promesas lo notó y el juego perdió calidad.

El Valladolid B controló bien el partido y creó más peligro. Sin embargo, sólo pudo batir a Andrés en el lanzamiento de una falta. En el 65, Pablo lanzó magistralmente con la zurda un balón que se coló por la escuadra de la portería navarra. Los pucelanos tuvieron alguna ocasión, pero la más clara fue la de Gascón de falta. El balón se estrelló en el larguero.

Al final se pidieron un par de penaltis, uno en cada área, pero el colegiado no sancionó ninguno, así que el reparto de puntos fue inevitable.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra