Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
BALONMANO

El Portland lo hizo fácil

El conjunto navarro, en un buen encuentro, superó sin problemas al Almería

Actualizada Domingo, 30 de marzo de 2008 - 04:00 h.
  • J.J.IMBULUZQUETA . PAMPLONA

El Portland cumplió ayer con las expectativas y logró una cómoda victoria (35-27) frente a un Keymare Almería que en ningún momento tuvo opciones de poner en aprietos a los de Javier Cabanas.

El técnico burgalés ya había comentado horas antes del encuentro que el mayor riesgo era el partido que hiciera el propio Portland y que el Almería iba a tener las posibilidades que el conjunto antoniano le concediese. Pues bien ayer, y al contrario que en otros duelos, el Portland no hizo apenas concesiones.

Con un total acierto al contragolpe (9 de 9) y desde la línea de 7 metros (3 de 3), así como un 82 por ciento de efectividad en los lanzamientos de 6 metros (9 de 11), el Portland ganó muchos enteros en su juego ofensivo respecto al duelo del miércoles pasado en Torrevieja (donde, precisamente, el atasco atacante fue la causa principal del definitivo 25-25).

Pero, al margen de esa mejoría ofensiva, el cuadro navarro también cuajó ayer un más que aceptable encuentro defensivo. Cierto que el Almería le buscó las cosquillas en el inicio del duelo con las conexiones al pivote, pero la retaguardia navarra (con Juancho y Jorgensen como pilares, y Hernández y Balic o Ruesga cubriendo como segundos) funcionó sin problemas.

De todas formas, la chispa que provocó el arranque del Portland fue el meta Valter Matosevic. Con catorce paradas en la primera parte (que al final se convirtieron en una veintena), el meta croata fue el protagonista en unos primeros 30 minutos donde el Portland encarriló ya el choque con una ventaja que llegó a ser de 7 goles (17-10, m.28) y, al descanso, se quedó en 6 (18-12).

Las paradas del portero antoniano desquiciaron a un Almería que echó de menos los tiros de Pavlovic y que se aferró en ese tiempo a las acciones de sus extremos (Nikcevic y Tavares). Además, esas recuperaciones de balón permitieron al Portland salir bien a la contra (5 goles en esa primera parte de esa forma) mientras que Malmagro y Kjelling aprovechaban perfectamente las circulaciones locales y los huecos de la defensa 5-1 almeriense .

En la reanudación, Sayad -al que en Francia hace unos años anunciaban como sucesor de Richardson, tanto por su imagen como por su juego- se echó sobre su espalda el juego ofensivo de su equipo y el marcador se ajustó merced a un 1-3 (21-17, m.37). Pero, esta vez, las dudas no surgieron en el equipo navarro ni éste perdonó. Un nuevo arreón albiazul -de la mano de Ruesga- devolvió la renta a 7 goles (25-18, m.43) que sentenció el choque.

Los siguientes minutos sólo sirvieron para que la renta fuese aumentando y para confirmar el excelente estado de forma de Hernández, el acierto de Matosevic y que el Portland, cuando quiere, también sabe atacar como equipo y sin caer en individualidades.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra