Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
JUAN CRUZ ALLI ARANGUREN PRESIDENTE SALIENTE DE CDN

"Lo lógico es que el próximo candidato de CDN sea Burguete"

"Yo defendí el pacto presupuestario con UPN, frente a la mayoría que prefirió la coalición"

Actualizada Sábado, 29 de marzo de 2008 - 04:00 h.
  • NATALIA AYARRA . PAMPLONA

El IV congreso de CDN aborda hoy la modificación de sus estatutos para incorporar la figura del presidente honorífico a su organigrama y, además, integrarla en la ejecutiva del partido con voz y voto. El cargo será para Juan Cruz Alli (Pamplona, 21 de septiembre de 1942), fundador del partido y presidente saliente. Alli ha tenido que aclarar que no abandona la política activa, que deja la presidencia del partido porque ha llegado el momento del relevo generacional.

"Mi compromiso con la sociedad navarra es para esta legislatura".

¿Y en la próxima?

En la próxima campaña electoral, parece lógico que quien lidere el partido, José Andrés Burguete, sea quien encabece la lista. Por eso el cambio había que hacerlo ahora, con toda paz.

¿Cuánto va a seguir mandando usted en el partido?

Frente a lo que los maledicentes dicen, aquí no hay cesarismo. En todo caso, puede haber una autoritas, es decir, que el prestigio y el reconocimiento haga que la gente secunde cosas. Pero en CDN hay una labor crítica interna impresionante. Yo he tratado de ser abierto a la participación y la aportación de todos, pero he templado muchas gaitas en esta casa. Ahora voy a ser un miembro más de la ejecutiva.

Con voz y voto.

Al final, aquí no hace falta votar casi nunca. Las decisiones se toman normalmente por consenso. Incluso cuando ha habido opinión mayoritaria y minoritaria, la minoría ha aceptado la fórmula de la mayoría, aunque en esa minoría estuviera el presidente.

¿En qué asunto ocurrió esto?

En la legislatura anterior, cuando CDN votó sobre la fórmula de apoyo al Gobierno de UPN, la mayoría quería coalición, frente a la minoría que defendíamos pacto presupuestario. Yo puse de relieve los riesgos que la coalición tenía, y cómo podía ser más rentable una fórmula de pacto que condicionase al Gobierno toda la legislatura. Pero la mayoría decidió coalición y todo el consejo político decidió por unanimidad la coalición. Eso demuestra que aquí se busca integrar.

Así que no podrá hablarse de bicefalia en CDN.

En absoluto. Creo que soy bastante experto en adaptarme al papel que en cada ocasión me corresponde. No sé si es cualidad, pero capacidad de adaptación creo que la tengo demostrada.

Lo de presidente honorífico suena a retiro dorado, cementerio de elefantes y otras expresiones que ha ido utilizando usted para definir el destino de otros políticos que se retiraban de la primera línea.

Supongo que los que idearon en CDN la fórmula de presidente honorífico han debatido sobre qué hacer con este jarrón chino. Yo agradezco que me den la posibilidad de estar y participar en las deliberaciones. En cualquier caso, a mí no me ponen en ninguna hornacina. Creo que estoy en condiciones para tener todavía mucha marcha, así que la hamaca para cuando no la tenga. El formol y la momificación son para los muertos, así que espero que "los muertos que vos matáis", como decía el Tenorio, sigan gozando de buena salud.

¿El futuro de CDN pasa por listas conjuntas con UPN?

El futuro lo decidirán los órganos de CDN. Se lleva mucho tiempo hablando de que aquí se reproducirá la fórmula catalana, pero al revés. En vez de Convergencia i Unió, aquí sería Unión, del Pueblo Navarro, y Convergencia. (Se ríe). Tiempo al tiempo. En política no hay que descartar nada. La cuestión es tener datos fiables sobre si esa fórmula mejora o no la rentabilidad electoral, porque esto no es una cuestión puramente aritmética de suma. Cada nuevo parlamentario de UPN cuesta muchísimos más votos que el tercer o cuarto parlamentario de CDN.

Usted estrenó la vida parlamentaria de CDN con 11 escaños, y deja la presidencia del partido con 2.

Es que las circunstancias del 95 son irrepetibles, porque eran de crisis, una crisis institucional en los dos grandes partidos, UPN y PSN. Aquella situación está superada, pero ahora también está cambiando el panorama electoral nacional y eso repercute en el voto autonómico.

¿Qué quiere decir?

Que el discurso del PP ya no surte efecto. Ese discurso, que en Navarra se hizo a través del entreguismo, es decir, se apeló al miedo de que Zapatero entregase Navarra a los nacionalistas, ya se encargaron ETA y el propio Zapatero, por interés electoral, de neutralizarlo. Yo creo que nadie va a seguir votando en Navarra por el miedo a los vascos, la llamada "¡que viene el lobo!", no es real. Porque no hay lobo capaz de imponer a Navarra lo que el pueblo navarro no quiera.

Si la amenaza no era real, ¿Por qué se organizó la manifestación del 17 de marzo?

Una cosa es el mal uso que hizo de aquello el PP, aterrizando aquí como paracaidistas, algo que nos molestó muchísimo, y otra que nuestro propósito con aquella manifestación era decir que nadie negocia sobre Navarra. El tiempo nos ha ido dando la razón, no por lo que ha dicho Jesús Eguiguren, que ha dicho más bien poco, sino por lo que han ido diciendo los otros y ha reconocido el propio Zapatero. Lo que ofreció el PSE fue poner en marcha el mecanismo del Amejoramiento y crear la dieta vasco navarra. Eso es lo que nosotros no aceptábamos.

¿Cómo ve ahora aquel fallido "proceso" que inició Zapatero?

Siempre he dicho que el deber institucional es mantener buenas relaciones entre el Gobierno foral y el central, gobierne quien gobierne. Yo lo hice con Felipe González, puse todos los medios para apoyarle en muchas iniciativas, cara al tema de la violencia, porque entendía que eso era un tema de Estado. Por eso yo entiendo lo que hizo Aznar en su día, y lo que había hecho la UCD, y entiendo lo que hizo Zapatero. Creo que no manejó bien los tiempos, pero aun así, las elecciones no le han pasado factura. Es más, creo que ha sido decisivo para rebajar el peso del PNV. La sociedad ha dicho: "Estos lo han intentado y, una vez más, los bárbaros no lo han hecho posible".


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra