Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
INTERNACIONAL

Bush apoya al Gobierno de Nuri Al Maliki en el ataque contra los chiítas de Basora

La seguridad se ha deteriorado también en Bagdad y puede frenar los planes de reducción de tropas de EE UU

Actualizada Sábado, 29 de marzo de 2008 - 04:00 h.
  • MACARENA VIDAL . EFE. WASHINGTON .

La ofensiva iraquí en Basora, en el sur del país, representa un "momento definitivo" para el Gobierno del primer ministro Nuri al Maliki, afirmó ayer el presidente de Estados Unidos, George W. Bush.

Bush se reunió con el primer ministro australiano, Kevin Rudd, para analizar la situación en Irak, a la luz de esa ofensiva contra insurgentes chiítas.

En una rueda de prensa conjunta tras la reunión, el presidente estadounidense afirmó que la ofensiva ordenada por Maliki demuestra que "los iraquíes están al mando. Es una buena prueba para ellos".

La operación, en la que participaron ayer aviones estadounidenses, representa "un momento definitivo en la historia de Irak", aseguró. Según Bush, la ciudad de Basora se había convertido en "un lugar en el que se multiplicaban los delincuentes, que tenían manos libres allí" y Maliki "tomó la decisión de atajar eso". "Es su decisión, sus planes militares, sus tropas y es exactamente lo que los votantes estadounidenses se estaban preguntando si los iraquíes iban a ser capaces de hacer. Y la respuesta es que sí", afirmó. Cualquier "gobierno que presuma de representar a la mayoría debe hacer frente a elementos delictivos o gente que cree que puede vivir fuera de la ley. Eso es lo que está pasando en Basora y otros lugares de Irak", explicó.

Apoyo militar

La Casa Blanca ha respaldado de manera inequívoca la decisión de Bagdad de enviar tropas a Basora, lo que ha causado unos combates que se han extendido por el país y han dejado ya al menos 140 muertos. Maliki amplió ayer el ultimátum de 72 horas que dio hace dos días a la milicia fiel al clérigo chiíta Moqtada Sadr. En un tono mucho más conciliador que en días anteriores, Maliki extendió hasta el 8 de abril el plazo para deponer las armas y ofreció una recompensa económica a los milicianos que respondan positivamente a su llamamiento. El anterior ultimátum amenazaba a los milicianos chiítas con "graves castigos" en caso de continuar el levantamiento armado que comenzó el pasado lunes. Los combates se iniciaron tras la operación militar lanzada por el Gobierno en Basora, 550 kilómetros al sur de Bagdad, y que se ha extendido a varias ciudades del sur y algunos barrios de la capital.

La situación en Irak, que ha llevado al Departamento de Estado a instruir a sus diplomáticos en Bagdad a que no salgan de las instalaciones protegidas, ha empeorado en vísperas de que el comandante de las tropas estadounidenses en el país árabe, David Petraeus, presente al Congreso entre el 8 y 9 de abril un informe con sus recomendaciones y puede frenar la disminución gradual de tropas iniciada por los estadounidenses.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra