Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Alli defiende en su despedida a CDN como un proyecto "necesario para equilibrar tensiones"

Su relevo lo tomará, a partir de mañana, el actual vicepresidente José Andrés Burguete

Actualizada Viernes, 28 de marzo de 2008 - 11:46 h.
  • AGENCIAS. Pamplona

El momento del relevo ha llegado o al menos eso es lo que piensa el líder de CDN, Juan Cruz Alli, quien a partir de mañana dejará de presidir el partido que fundó en 1995 y que espera que siga teniendo un espacio en el marco político e institucional ya que es "necesario para equilibrar tensiones".

Esto, no se cansa de repetir, no significa que abandone Convergencia de Demócratas de Navarra, ni la vida política, ya que continuará como portavoz del grupo parlamentario y como presidente de honor del partido tendrá voz y voto en la Ejecutiva.

Sin embargo a nadie pasa desapercibida la importancia de esta decisión y es que desde su fundación Convergencia ha estado estrechamente ligada a la figura de este político pamplonés quien, cuando todavía militaba en Unión del Pueblo Navarro, fue presidente del Gobierno foral entre 1991 y 1995, un Ejecutivo al que, ya como miembro de CDN, volvió como vicepresidente y consejero de Economía y Hacienda entre 1995 y 1996.

Su relevo lo tomará, a partir de mañana, el actual vicepresidente José Andrés Burguete, quien encabeza la única candidatura presentada al IV Congreso de CDN, una lista, según Alli, "muy integradora", con la que se busca "el relevo generacional" del partido y a la que pide que sea "fiel" a los principios de Convergencia.

En una entrevista concedida a Efe en su despacho, en el que según reconoce ya está casi todo recogido, explica que la decisión de no presentarse a la reelección la tomó el pasado verano, al cumplir los 65 años, y es que entonces se planteó que "el congreso era un buen momento ya que permite a quien me vaya a suceder estar un periodo de vida activa como imagen y voz del partido hasta las próximas elecciones autonómicas".

Eso no significa que él renuncie a presentarse de nuevo como candidato a unos comicios, ya que al ser preguntado sobre esa posibilidad asegura que no planteará "ningún problema para ir o no ir" y estará a disposición del partido salvo que sus condiciones físicas, mentales, personales o familiares le impidan ir.

Tras subrayar que su "compromiso con Convergencia sigue vivo desde otro papel", dice que tiene la "sensación de que esto ha sido un ciclo limitado en el tiempo", tal y como ha visto siempre su "presencia en la vida pública, aunque se viene alargando ya".

En estos años, según reconoce, ha tenido "la gran responsabilidad de presidir este partido y vivir momentos muy difíciles y turbulentos como han sido los distintos resultados electorales tratando de mantener siempre el tipo y sobre todo el proyecto de un partido centrista de progreso, al servicio de la identidad de Navarra y de la sociedad navarra".

"He puesto los medios y mi capacidad, siempre limitados como es natural, al servicio de este proyecto y creo que he cumplido con mis obligaciones, pero en todo caso debe ser la filiación la que me censure si considera que no he hecho todo lo que debiera hacer", apunta Alli, quien precisa que no renuncia "por tener ninguna frustración".

Sin duda "el momento más satisfactorio" al frente de CDN fue el que vivió en sus primeras elecciones autonómicas cuando consiguieron diez parlamentarios y "los más duros" están ligados al hecho de ir perdiendo presencia en el Parlamento navarro, donde actualmente cuentan con dos representantes.

Junto a esto cita como "un momento muy duro, de gran frustración personal y política, la deslealtad del PSN que llevó a la crisis del tripartito, ya que un intento de construir una alternativa de Gobierno de Navarra integrando diversas opciones políticas y buscando por tanto el apoyo de la mayoría de la sociedad navarra se frustró por la deslealtad de uno de los socios".

Al respecto recalca que "eso fue muy duro en lo personal porque gran parte de ese pacto se basaba en la amistad y confianza personal en el entonces secretario general del PSN, Javier Otano".

"Ahí nos sentimos muy engañados y a partir de ese momento siempre hemos tenido una actitud de desconfianza con el PSN, convencidos de que siempre va a lo que le interesa, utiliza a los demás en la medida que le conviene", subraya Alli.

El líder de CDN asume las decisiones adoptadas en estos años y es que, en su opinión, "las decisiones se toman en función del momento y otros momentos no son aplicables para ellas, siempre se toman con rectitud de intención, con el propósito de acertar y luego la realidad te demuestra si es así o no".

En este sentido sostiene que "nunca se puede analizar ni el pasado ni el futuro desde un momento histórico que es distinto. El mirar atrás sólo debe servir para aprender de los errores".

Al hacer balance considera que "gran parte" de sus objetivos se han cumplido, puesto que "el proyecto de CDN está consolidado con presencia institucional".

Además, añade, están "convencidos de que la opción del centro progresista sigue siendo necesaria para Navarra", del mismo modo que también entienden que "en un país como España haya opciones centristas y que se trate de superar el riesgo de un bipartidismo que tratan de consolidar las fuerzas políticas mayoritarias y parte de los agentes políticos y económicos y mediáticos".

En este aspecto afirma que "en Navarra, en una sociedad tan dividida políticamente, es bueno que ningún partido llegue a tener mayoría absoluta por sí mismo, porque el no tenerla obliga al pacto, a la negociación y por tanto a renuncias de posturas maximalistas y de imposiciones".

En ese contexto CDN debe "buscar el equilibrio entre otras opciones para conseguir que las decisiones se tomen con el mayor apoyo político y por tanto social, ser un partido de integración, de encuentro, de centro".

Un partido, "el único" en Navarra, recalca, que "sostiene que si se plantease el debate sobre la transitoria IV votaría en contra del proceso, en contra de que se sometiera siquiera a referéndum", lo que es "la mejor garantía y compromiso de la defensa de Navarra".

Una defensa que tiene que acometer "quien cree en ella, ya que difícilmente la va a defender quien postula identidades distintas", según Alli, quien rechaza "de plano" que los derechos históricos de Navarra supongan un privilegio.

Se trata, precisa, del "reconocimiento de una realidad histórica que no supone que los navarros seamos insolidarios con el resto de España, la solidaridad la articulamos a través del convenio económico y éste lo negocian los Gobiernos de Navarra y España y lo aprueban el Parlamento de Navarra y las Cortes Generales".

"Hay mucha demagogia en ese discurso, porque los técnicos que negocian son los del ministerio de Hacienda y conocen muy bien las cuentas de España y las de Navarra", asevera.

Al respecto agrega que Navarra contribuye "no sólo a las cargas generales, sino también a los gastos de los servicios que presta el Estado en Navarra y fuera de Navarra, a los gastos de la Jefatura del Estado, al poder judicial, la solidaridad internacional e interterritorial, a la defensa y a las relaciones internacionales".

En estos momentos Alli no olvida que su familia, su mujer, sobre todo, pero también sus hijos, le han dado "una gran libertad y un gran apoyo" sin el que no hubiera podido hacer todo lo que ha hecho. A eso, añade, bromeando, que "lo que se suele decir de que detrás de un hombre hay una gran mujer es cierto y también es cierto que hay una mujer asombrada de que eso pueda hacer tantas cosas".

A partir de mañana continuará trabajando y es que, según reconoce, "los que somos activos siempre seguimos siendo activos".


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Juan Cruz Alli es un político que ha demostrado que se puede ser de derechas y demócrata, y navarrista sin ser antivasquista. Nuestras diferencias políticas pueden así tratarse serenamente, desde el respeto y la consideración mutuas. Mi reconocimiento para él. Que te vaya bien en tu nueva etapa Juan Cruz. Un abrazo, Mila RubioMilagros Rubio
  • Te fuiste de UPN por te iban a echar y creaste un partido que siempre fue UPN 2javi
  • Inteligente,buena persona y un político honrado. No hay muchos en Navarra que reunan estos ingredientes.Se le echará de menos.Juan JoséJuan José
  • El mejor político que ha tenido - y tiene- Navarra. Les da intelectualmente sopas con onda a todos los de UPN, PSN y Nabai. Una pena que se aparte en estos momentos de crispación y extremos, donde CDN puede jugar un papel decisivo para equilibrar posturas españolistas y abertzales, desde un navarrismo y no excluyente. CDN es el único partido navarro, no sucursalista ni de Madrid ni de Vitoria. Su supervivencia política es para mí es más necesaria que nunca. Gracias Juan CruzLuis Miguel
  • Gracias, señor Alli, por ser el primero y el único que me dio la ilusión de ir a votar y que nunca me ha hecho sentir vergüenza ajena al escucharle (cosa rara en esta tierra). Lástima que la inteligencia no se valore en política. Así nos va. Suerte y feliz descansoVuelta al voto en blanco

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra