Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

El Gobierno holandés intenta aplacar la ira islámica por un documental anti Corán de un diputado ultra

El 20 de abril se estrena otra polémica cinta de animación que caricaturiza a Mahoma como un pedófilo

Actualizada Viernes, 28 de marzo de 2008 - 19:05 h.
  • AGENCIAS. Amsterdam (Holanda)

Holanda respira tranquila pero en alerta después de que se estrenase un documental realizado por un diputado ultra que acusa al Corán de incitar a la violencia. Con el recuerdo de las caricaturas danesas de Mahoma aún reciente, el Gobierno holandés trata de aplacar la ira islámica que, al menos la primera noche tras la proyección, fue inexistente. Queda por ver cómo acogerá la comunidad musulmana otra cinta, en este caso de animación, y que si la justicia no lo evita se estrenará el 20 de abril, que representa al profeta Mahoma como un pedófilo.

La noche del jueves se estrenó la obra del crítico del islam Geert Wilders, en la que el diputado acusa al Corán de incitar a la violencia. La proyección movilizó las gestiones gubernamentales, hasta tal punto que durante meses se realizaron declaraciones para rebajar la gestión e incluso el primer ministro, Jan Peter Balkenende, se desmarcó en un discurso televisado leído en holandés y en inglés de las opiniones de Wilders. Así, el Gobierno, "animado por la reacción contenida inicial de las organizaciones musulmanas", se mostró "partidario de una sociedad en la que el respeto y la libertad vayan de la mano".

El Consejo de Europa también salió en defensa de los intereses musulmanes criticando la cinta de Wilders por "manipulación" y por explotar la"ignorancia, los prejuicios y el miedo". "Es simple propaganda política" y obvia a la "gran mayoría de las personas musulmanas residentes en Europa que rechazan la violencia y aceptan nuestros valores comunes". Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores danés, Per Stig Moller, expresó sus discrepancias con la obra porque "no se puede decir que 1,3 billones de musulmanes son terroristas potenciales".

El autor de la polémica obra dijo el jueves no haber cometido ningún delito, aunque un tribunal de Rotterdam estudie un requerimiento contra él impuesto por la Federación Islámica Holandesa. El documental, que en ocasiones traduce Corán como "lucha", muestra imágenes de los atentados del 11-S y el 11-M junto a versos del citado libro sagrado, además de comenzar y terminar con la reproducción de las imágenes de Mahoma con un turbante bomba y que desataron una espiral de violencia en todo el mundo en el año 2006. Precisamente uno de los autores de estos dibujos, el danés Kurt Wetergaard, anunció que denunciará a Wilders por violación de los derechos de autor, ya que no tiene derecho a sacar la viñeta "de su contexto inicial y utilizarla para otro completamente diferente".

Wilder permanece bajo protección policial, ante la preocupación de que pueda ocurrirlo lo mismo que al director de cine Theo Van Gogh, asesinado en 2004 por un integrista tras difundir una película crítica con el tratamiento de las mujeres en el Islam.

Antes del estreno del documental de Wilder, 'Fitna', hubo manifestaciones en varios países con quemas de banderas danesas y holandesas incluidas, así como críticas desde los ejecutivos de Pakistán e Irán. La OTAN mostró su preocupación por que la seguridad de sus tropas en en el extranjero, que cuentan con presencia de 1.650 soldados holandeses, pudiera verse afectada.

Otro riesgo

El Gobierno holandés deberá compaginar la llamada a la calma por 'Fitna' con otra que a buen seguro tendrá que hacer en relación a una segunda cinta de próxima difusión, según informaciones del portal de noticias 'Nis News' recogidas por otr/press. Y es que, por si fuera poco el revuelo creado, el 20 de abril se estrena una película de dibujos animados que caricaturiza a Mahoma como un pedófilo.

El autor de 'La Vida de Mahoma' es Ehsan Jami, un ex político laborista de origen iraní que incluye escenas en las que se ve al profeta, cuya representación está prohibida para los musulmanes, con una visible erección invitando a una niña a pasar al interior de una mezquita con una esvástica nazi. El pasaje refleja una visión particular de la relación reflejada en el Corán entre Mahoma y una niña de 9 años llamada Aisha, según el autor. Desde distintos sectores, ya se han anunciado intenciones de prohibir a través de la justicia la emisión de la película.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra