Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
PELOTA

Dos padrinos para los zagueros

Titín y Olaizola II se empeñaron en dar confianza a Laskurain y Mendizabal en Vitoria

Actualizada Viernes, 28 de marzo de 2008 - 04:00 h.
  • L.GUINEA . VITORIA

La cuenta atrás para la final del Parejas 2008 se lanzó ayer con la elección de material en el Ogueta. El último protocolo, el no hay retorno para el partido más importante del campeonato. Una situación nueva, otra más, para los dos zagueros finalistas: Oier Mendizabal y Aritz Laskurain. Una vuelta de tuerca más en la presión exterior que trataron de minimizar sus delanteros, Olaizola II y Titín. Dos veteranos de guerra que ayer ejercieron de padrinos perfectos.

Les arroparon en todo momento, quisieron transmitirles confianza, tranquilidad. Si lo consiguieron o no se verá el domingo.

El protocolo en sí no encerró demasiadas sorpresas. Primero separaron Olaizola II-Mendizabal. Emplearon 13.38 minutos de los 15 reglamentarios en probar las diez pelotas del cestaño y quedarse con tres. El seleccionador, Juan Mari Juaristi sólo puso ayer Pumpa en el lote. El dueto de Asegarce, en el que Aimar llevó la voz cantante, se decidió al final por tres de 104,2-103 y 104,6 gramos. "Las mismas con las que han jugado todo el campeonato, son más manejables", explicaba el seleccionador de material.

Titín y Laskurain cumplieron con el compromiso a continuación. Emplearon 9.20 minutos en decidirse, fueron más rápidos y también acudieron con ideas más claras. Pelotas más consistentes en peso (106,5-105,4 y 105 gramos) y con más recorrido que las empleadas por Asegarce. "No es que sean más o menos vivas, andan más por el suelo, deslizan más que las otras", decía Juaristi. Y un pequeño detalle formal, dos pelotas del lote tenían una tonalidad distinta, un cuero con una pigmentación diferente, nada más.

Siempre mensajes positivos

Donde Olaizola y Titín ejercieron de una forma más patente de padrinos fue en las ruedas de presa posteriores a la elección, donde dos mensajes, muy similares.

El discurso de la presión sobre los zagueros se lo ventiló Aimar Olaizola con la idea de que la pareja son dos en sus 9 minutos de comparecencia. Incluso hizo alguna broma para rebajar tensión a su zaguero. E insistió en que tanto él como Mendizabal tienen que saltar tranquilos a la cancha para afrontar con garantías los inicios letales de Titín.

Titín es un experto en manejar y quitar hierro a estas situaciones con bromas continuas y un tono más informal. Siempre alabó y habló en positivo de Laskurain, nunca utilizó el término presión. Al revés, dijo que en una final hay que salir lo más relajado posible. "A divertirse porque esto es una final, sí, pero sobre todo es un juego". Lo dice Titín.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra