Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
TIERRAESTELLA

Malestar vecinal por la acumulación de bolsas de basura en la calle Cotarro

Los residuos se depositan en el lugar donde estaban los antiguos contenedores

Actualizada Jueves, 27 de marzo de 2008 - 04:00 h.
  • M.M. . ESTELLA

"Un estercolero". Así definen varios vecinos de la calle Cotarro de Estella la entrada de su vial desde Navarrería ante la presencia de bolsas de basuras que continúan acumulándose en la zona donde se ubicaban los antiguos contenedores. Su sustitución por otros nuevos de mayor capacidad obligó a trasladarlos veinte metros calle arriba por la estrechez que ofrece Cotarro, donde los camiones no pueden realizar la maniobra de recogida de los residuos.

Pero, y a la vista está desde hace varios días, se continúa depositando bolsas en el lugar ante la desesperación de los residentes que, dicen, ni Mancomunidad de Montejurra ni el Ayuntamiento les ofrecen una solución. "Los primeros nos remiten a los segundos y desde el área municipal de Servicios dicen que no es de su competencia".

Los residentes de la zona afirman que este problema viene de lejos. "Cuando estaban los contenedores, se acumulaban tal cantidad de bolsas que varias se depositaban encima de las tapas. Los operarios de Mancomunidad tenían que bajarse del camión y retirarlas, así que optaron por dejarlos abiertos. Pero entonces aparecían en el suelo", afirman desde este calle junto al Hospital Viejo.

Problemas de higiene

Para los propietarios de las casas que asoman a este vial del casco viejo no sólo se trata de una cuestión de imagen. "Y eso que deja mucho que desear que se encuentre así la puerta de acceso al colectivo cultural Almudí del Hospital Viejo. Edificio que también hace las veces de mesa electoral. La gente que venía a votar se quedaba asombrada", dicen.

Pero lo que más les preocupa son los problemas de higiene. "Aquí hay descampados donde viven gatos, que se dedican a extender toda la basura. Y también sirve de alimento a cualquier perro callejero", critican. "Y no queremos ni pensar en los olores que vendrán cuando llegue el calor", añadieron.

Mientras, Mancomunidad insiste en que no entra dentro de su competencia retirar la basura depositada en la calle y lejos de los puntos de recogida. "Con el vehículo no se puede acceder a determinados lugares", afirman desde el órgano comarcal de aguas y residuos. Un argumento que no convence a la presidenta de la comisión municipal de Servicios de Estella, la regionalista María José Irigoyen. "Si los operarios no se pueden bajar del camión tendrán que poner un sistema de prerrecogida. Lo que está claro que el Ayuntamiento no puede asumir este papel, nuestra competencia es limpieza y barrer las calles, no recoger la basura. Entre otras cosas porque no tenemos recipientes adecuados para depositarla", dice la edil.

Pero ambos sí coinciden en la necesidad de sancionar este tipo de conductas. Las ordenanzas municipales contemplan la posibilidad de multar entre 100 y 150 euros a los vecinos por comportamiento incívico y, en el caso de reincidencia, aumentarlos hasta los 300. De momento, no se ha cursado ninguna denuncia. Mancomunidad también tiene potestad para iniciar expedientes sancionadores -de hecho ya ha incoado varios- y ejecutarlos. En su caso, la penalización puede alcanzar hasta los 3.000 euros.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Noticias relacionadas

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra