Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
PAMPLONA

El río Arga, convertido en teatro

El Museo de Educación Ambiental de Pamplona acoge desde el martes y hasta mañana unos talleres para que niños de 6 a 12 años conozcan la importancia del agua. Ayer, 18 chavales representaron un teatro en un escenario muy especial: el río Arga

Actualizada Jueves, 27 de marzo de 2008 - 04:00 h.
  • GOIZEDER LAMARIANO. PAMPLONA

EXISTE un dicho que afirma que sólo se ama lo que se conoce. Con esa máxima, el Museo de Educación Ambiental de Pamplona, situado en el barrio de la Rochapea, acoge desde el martes y hasta mañana viernes unos talleres para que niños de entre 6 y 12 años conozcan y reflexionen sobre la importancia del agua. Los talleres, que se desarrollan entre las 10.30 y las 12.30 horas, tienen 30 plazas diarias que se ocupan por orden de llegada de los chavales.

"El sábado fue el Día Internacional del Agua. Y durante estos días queremos que, mediante juegos, teatros y manualidades, los chavales aprendan los peces, pájaros, plantas, árboles o insectos que viven en el entorno de los ríos, especialmente del Arga, que es el que ellos conocen", explicó Nagore Aizpurua Unanue, de 27 años y educadora ambiental del museo.

Con ese objetivo, ayer 18 chavales vieron fotos de truchas, martín pescador, nutrias, granjas, huertas, presas, parques, merenderos, garzas, casas o fábricas, para conocer todos los elementos que pueden encontrar en el interior y en las orillas de los ríos.

Para aumentar este conocimiento, los chavales salieron fuera del Museo de Educación Ambiental para ver más de cerca el Arga y, al mismo tiempo que jugaban al veo, veo, observar ramas, patos, huertas, plantas, nidos, invernaderos, árboles o urracas.

Pero la actividad principal de la jornada fue la representación de un teatro que se desarrolló en un escenario que simulaba el propio río Arga.

Cada niño recibió una tarjeta en la que se leía el personaje que debía representar y sus características. Así, los chavales se convirtieron en ranas, patos azulones, martín pescador, libélulas, carpas, fresnos, sauces llorones, plataneros, chopos, pescadores, agricultores y hasta merenderos.

Para elaborar ellos mismos los disfraces, los improvisados actores utilizaron bolsas de plástico azules, naranjas, amarillas, negras, grises o verdes, así como cartones, pinturas, lápices, tijeras, pegamento, goma o hilo para construir la ropa de los personajes, los troncos y las hojas de los árboles y las caretas, las aletas, los picos, las patas o las alas de los animales que debían representar cada uno.

Una vez que todos los chavales habían terminado sus disfraces, cada uno ocupó el lugar que le correspondía. Los árboles en las orillas del río, el martín pescador y la urraca sobre los árboles, los pescadores sentados, y la rana, los peces, los patos y la libélula en el agua.

Estos talleres, que el martes abordaron el tema de los humedales, tratarán hoy la contaminación del agua y la capacidad autodepurativa de los ríos. Las jornadas finalizarán mañana con un juego de preguntas y respuestas, cuyo objetivo es difundir el uso sostenible del agua y las acciones que se pueden aplicar en la vida cotidiana.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra