Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Santiago del Valle fue condenado por abusar sexualmente de tres menores, una de ellas su hija

Tras el revuelo que causó ayer la detención del supuesto asesino de Mari Luz, hoy numerosas personas volvían a concentrarse a las puertas de la Audiencia de Huelva

Actualizada Jueves, 27 de marzo de 2008 - 21:40 h.
  • AGENCIAS. Cuenca

Santiago del Valle, el detenido por la muerte de Mari Luz, ya había sido arrestado en 2006 tras acosar a una menor de 13 años en Asturias, con la que se carteaba haciéndose pasar por un niño de ocho años. Estos antecedentes son los que llevaron a la Policía a interrogar en un primero momento al ahora arrestado, que hoy fue trasladado de Cuenca a Huelva en donde ha pasado a disposición judicial. Junto a él, también ha viajado su hermana, ya que se cree que pudo colaborar con Santiago en la labor de esconder y deshacerse del cuerpo de la pequeña.

El nombre de Santiago del Valle no era nuevo para los asturianos cuando los medios de comunicación hicieron pública la identidad del principal sospechoso por la muerte de Mari Luz. Y es que el detenido ya había protagonizado en el Principado un caso de acoso a una menor, por el que incluso fue detenido hace dos años y por el que tiene una orden de alejamiento.

Al parecer, el hombre comenzó a cartearse con una niña de 13 años que había facilitado su dirección a través de una revista. En un principio e hizo pasar por un menor, sin embargo, tras un tiempo le confesó que se trataba de un hombre de 45 años, llegando incluso a enviarle una fotografía, momento en que la niña comunica a sus padres lo sucedido y deja de enviarle misivas. Ante la negativa de la niña de continuar comunicándose con él, Santiago decidió visitar la casa de la menor en Gijón y matricularse en el mismo instituto que ella, ya que ofrecía clases para adultos.

Fue entonces cuando la niña de 13 años se percató de la presencia de Del Valle en el centro y los padres decidieron denunciarle. La investigación policial determinó que el hombre había llegado a proponer relaciones sexuales a la niña, amenazándola de muerte si no lo hacía, por lo que fue detenido por un delito de acoso sexual, insultos y amenazas. Tras cumplir su condena se trasladó a Huelva, al barrio del Torrejón, en donde había nacido y en donde el pasado 13 de enero secuestraba a Mari Luz.

Esta no es el única caso en el que estaba implicado el sospechoso. De hecho, eludió dos penas de prisión, que sumaban más de cuatro años, por abusar sexualmente de una menor de 9 años, así como de su hija de 5 años. La mujer de Santiago del Valle también fue condenada por éste último delito, ya que los actos lúbricos sobre su hija eran consentidos e incluso se producían en presencia de la madre. En el juicio, el matrimonio declaró que era el profesor de gimnasia de la niña quien abusaba de ella.

Principal sospechoso

Estos antecedentes son los que llevaron a la Policía a sospechar en un primer momento de Santiago del Valle. Tras la desaparición de la pequeña de 4 años, las fuerzas de seguridad interrogaron al sospechoso quien negó tener nada que ver e, incluso, señaló el padre de la niña, Juan José Cortés, dijo a los agentes que no iba a "comerse este marrón" sólo por tener antecedentes. Sin embargo, según relató Cortés, él siempre creyó que Del Valle era el asesino de su hija. En declaraciones a Informativos Telecinco, recogidas por otr/press, señaló que este hombre "es frío y calculador, es un asesino que ha ido siempre tras los niños hasta que ha cometido este delito".

Sobre sus supuestos problemas mentales, el padre de Mari Luz ha reclamado que se le condene como una persona más, un asesino. Según relató, este hombre "ha evadido la justicia agarrándose a sus problemas psíquicos" durante toda su vida, aunque él no cree que sufra ningún trastorno.

En este sentido, a Confederación FEAFES, representante de personas con enfermedad mental y familiares en todo el territorio nacional, exigió hoy que no se relacione la enfermedad mental con la pederastia, solicitando a los medios de comunicación que no se refieran al acusado de este delito como una persona con enfermedad mental hasta que no se que confirme este diagnóstico. Y es que tras la detención se determinó que Del Valle sufre esquizofrenia paranoide, un trastorno que, aclara FEAFES en un comunicado remitido a otr/press, no tiene ninguna relación con los trastornos de identidad sexual definidos por la Organización Mundial de la Salud, en particular con el de la pederastia.

La hermana implicada

Tras el revuelo que causó ayer la detención del supuesto asesino de Mari Luz, hoy numerosas personas volvían a concentrarse a las puertas de la Audiencia de Huelva, hasta donde fueron trasladados, tanto Santiago como su hermana Rosa, sospechosa de haber colaborado en las labores de esconder y deshacerse del cuerpo de la niña. A pesar de que el acusado declaró que ni su esposa ni su hermana habían tenido nada que ver en el caso de la menor, el delegado de Gobierno de Andalucía, Juan José López Garzón, señaló hoy que la hermana de acusado pudo colaborar.

López Garzón señaló, durante una intervención en Canal Sur Radio, que aunque la investigación está centrada en la acción del principal acusado, también se está estudiando la "supuesta colaboración de su hermana para deshacerse del cadáver", aunque dejó claro que será la autoridad judicial la que deba determinar" si lo hizo "de forma más o menos conciente".

La declaración de la mujer de Santiago del Valle fue una de las claves para determinar lo ocurrido tras la muerte de la niña, según informó TVE, ya que ésta señaló que su marido se marchó de casa en la tarde de 13 de enero, día en que desapareció la niña, y que volvió horas más tardes con los pantalones manchados de barro. El barro podría proceder de los caños del río Tinto, en Huelva, donde fue encontrada la pequeña 54 días después.

Sobre la investigación policial llevada a cabo, el delegado de Gobierno señaló que hacía ya unas semanas que se había tomado la decisión de detenerlo, ya que se temía la posibilidad de que saliera huyera de España. "No ha habido que buscarlo, ni investigar donde estaba, sino que se ha ido a esperarlo al sitio al que se sabía que iba a ir, porque estaba perfectamente localizado y la Policía no lo perdió ni un sólo día en los cerca de dos meses que han pasado" desde la desaparición de la menor, señaló. La Diputación de Huelva ha felicitado a las fuerzas de seguridad por cómo se ha desarrollado toda la operación.

Posteriormente, en rueda de prensa, López Garzón afirmó que "no constaba ninguna orden de busca y captura" cuando Del Valle fue interrogado por primera vez en Granada, ya que aunque tenía una condena pendiente el Juzgado sólo había pedido averiguar su paradero, en lo que podría tratarse de un error judicial que el delegado no entro a valorar porque estimó no le "corresponde". En la misma comparecencia, el jefe superior de la Policía Nacional en Andalucía Occidental, Enrique Álvarez Riestra, señaló que la misma noche de la desaparición de Mari Luz se contacto con "el principal sospechoso desde el principio, aunque se investigaran otras hipótesis". Y es que aunque se detuvo a "un individuo que se hizo pasar por el presunto secuestrador y pedía a la familia una suma de dinero", se llegó "a la conclusión de que no había otra pista más fiable que la de la implicación del ahora detenido", agregó.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra