Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
BALONMANO

Batacazo

Este empate complica muchísimo el tercer puesto a los antonianos y su presencia en la Liga de Campeones 2008-09

Actualizada Jueves, 27 de marzo de 2008 - 04:00 h.
  • EFE. TORREVIEJA

El Portland sufrió ayer un grave tropiezo en su visita a la pista del Torrevieja. El equipo navarro, que dominó con claridad el partido durante más de 37 minutos, no acabó por sentenciar al equipo alicantino y acabó pagando con un punto la falta de acierto ofensivo que mostró.

Las inesperadas tablas con el Torrevieja de ayer colocan al club navarro en una delicada posición ya que, para acabar como tercero en la Liga Asobal y asegurar así su presencia en la próxima Liga de Campeones, debe puntuar en todos los encuentros que le quedan (incluyendo una visita al Palau y el partido en la UPNA con el Ciudad Real) o esperar a un tropiezo de un Ademar de León que tiene un calendario, en teoría, más sencillo.

En una buena primera parte, los albiazules impusieron su ritmo y apabullaron al conjunto local con un parcial inicial de 0-3, cuando apenas habían transcurrido tres minutos de juego y con un conjunto alicantino flojo en defensa. El conjunto de Javier Cabanas era superior y lo demostraba para mandar con comodidad en el marcador hasta una renta máxima de cinco goles a cinco minutos del final (7-12). Kjelling y Ruesga, en el juego ofensivo, y Jorgensen, en defensa, fueron los grandes pilares de ese dominio antoniano.

Pero, como es ya casi una tónica habitual esta temporada, el Portland perdonó cuando más fácil lo tenía para sentenciar.

Un tanto en el último segundo del pamplonés Eduardo Gurbindo, jugador cedido por el Portland al Torrevieja , permitió a los alicantinos irse al descanso con cuatro goles de diferencia (11-15) y con opciones de remontar en la segunda mitad.

En la reanudación, el técnico local dio entrada al meta Adolfo Gómez por Pejanovic, decisión que cambió el desarrollo del partido pues éste tuvo una destacada actuación y detuvo dos siete metros en unos últimos minutos nefastos para los antonianos.

Los de Javier Cabanas saltaron a la pista en esa reanudación sin intensidad, con un juego muy individual que provocó numerosas errores. De esta forma, y con fáciles contragolpes, el Torrevieja logró un parcial de 7-3 que le metió en el duelo. Los locales se creían ya que podía sacar algo positivo ante uno de los grandes de la Liga .

El Portland reaccionó tímidamente con un parcial 0-3, que le puso a favor el choque, pero los fallos ante Adolfo -con una primera línea y los extremos muy desdibujados- acabaron condenándole.

El Torrevieja, con Hansen y Rochel en pista, consiguió a falta de dos minutos para el final, devolver la igualada en el marcador, en el que sería el resultado final.

En los dos últimos minutos el marcador no se movió aunque a falta de cinco segundos para la conclusión se produjo una polémica jugada en la que se anuló un tanto al Portland.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra