Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

El padre de Mari Luz pide rotundidad a la Justicia para que nadie pase por lo que él ha pasado

Juan José Cortés desea también que quede claro que este hombre no está loco"

Actualizada Miércoles, 26 de marzo de 2008 - 21:19 h.
  • AGENCIAS. Madrid

Satisfecho con por la detención del principal sospecho del asesinato de su hija. Así se mostró Juan José Cortés, el padre de la pequeña Mari Luz, unas horas después de conocerse el nombre del presunto asesino de la pequeña. Cortés, que compareció en una rueda de prensa junto a varios miembros de la familia en la que ha felicitado a las Fuerzas de Seguridad por el trabajo realizado, explicó que, ahora, sólo pide "a la justicia rotundidad para que nadie pase por lo que yo he pasado, y que quede claro que este hombre no está loco".

Cortés aseguró que hay más sospechosos, pero advirtió que hay que tomárselo con calma porque "al final todo se va a saber".

El padre de Mari Luz aseguró que aunque no puede sentirse feliz, sí está "satisfecho" por saber quién acabó con la vida de la pequeña y se va a hacer Justicia.

El padre de la pequeña confesó que ha sido tanto el dolor que han pasado durante los 54 días en los que la pequeña estuvo desaparecida, que ni siquiera "al asesino de mi hija" se lo desea, pero a cambio pidió que "la Justicia actúe con rotundidad".

Se refirió al presunto asesino como una persona que ha sido "capaz de burlar a los jueces y reírse de la Justicia" durante muchos años. Ha asegurado que detrás de una cara inocente que a veces aparenta "se esconde un asesino que ha abusado de muchos niños". Además, ha acusado a la mujer del detenido de ser cómplice "ella sabe con quién está viviendo, ella sabe perfectamente lo que pasó y ha ocultado un delito durante mucho tiempo", añadió.

Juan José Cortés se mostró confiado en que la Justicia actuará "con mano dura" sobre Santiago del Valle y su esposa. Dijo que no quiere que le den el pésame, porque al final el que lo ha hecho, lo va a pagar.

Asimismo, se lamentó por no haber encontrado el cadáver de Mari Luz la primera noche, porque dijo estar convencido de que pasó "al lado de ella".

La pequeña desapareció el pasado 13 de enero en torno a las 17.00 horas en la barriada de El Torrejón de la capital onubense después de abandonar su domicilio para ir a comprar chucherías a un quiosco cercano.

Después de 54 días desaparecida, el 7 de marzo un operario de Cepsa vio un cuerpo en la zona de los petroleros del Puerto de Huelva, que posteriormente se comprobó que era el de Mari Luz.

Por otro lado, alrededor de una decena de vecinos gitanos de Cuenca se ha concentrado a las puertas de la Comisaría de la Policía, donde se encuentra detenido el presunto autor de la muerte de la niña de cinco años Mari Luz Cortés, para mostrar su rechazo al crimen y dar apoyo a la familia.

Uno de ellos afirmó que el colectivo gitano quiere dar el pésame a la familia y "estar con ellos" y "en contra de esta gentuza". De hecho, adelantó que acudirá más gente a lo largo de la tarde.

Cayó por las escaleras

Horas antes un hombre de 52 años, Santiago del Valle García, fue detenido este martes en un pueblo de la serranía de Cuenca en relación con la muerte de Mari Luz y declaró a la policía que la niña falleció accidentalmente cuando le acompañaba por voluntad propia.

Santiago del Valle García reconoció que la niña murió en su compañía, pero que se debió a que "se dio un golpe mortal en la cabeza tras caer por la escalera del portal de su casa", situado en el número 1 de la Avenida de las Flores de Huelva.

Según declaró Del Valle, el 13 de enero Mari Luz le acompañó "voluntariamente" hasta el portal del detenido, en la misma barriada onubense donde residía la pequeña, El Torrejón, y tras caerse accidentalmente con resultado de muerte, "se asustó y la escondió en un carro de la compra". Oculta en el carrito, la trasladó hasta un lugar que no ha sido precisado. También ha reconocido que le tapó la boca.

Según los investigadores, cuando se practicó la autopsia, los forenses detectaron también la rotura de una costilla, lesión que podría ser resultado de un forcejeo o del intento de inmovilizar a la pequeña.

Santiago del Valle y su mujer, Isabel García, fueron detenidos el martes por agentes de la Policía Nacional por su presunta relación con la desaparición y muerte de la niña, indicaron a elmundo.es fuentes de la Dirección General de la Policía. "Las detenciones se han realizado por orden judicial, forman parte de la investigación y están prestando declaración para comprobar unos indicios".


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra