Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
PELOTA

El eslabón más frágil de la final de Parejas

La capacidad de aguantar la presión de Laskurain y Mendizabal, llave del partido

Actualizada Miércoles, 26 de marzo de 2008 - 04:00 h.
  • L.GUINEA . PAMPLONA

La final de Parejas del domingo en el Ogueta es una cadena en la que cada eslabón cuenta. Olaizola II, Mendizabal, Titín III, Laskurain, las seis pelotas con las que se jugará, el Ogueta, sus casi dos mil espectadores animando a rabiar, los 16 corredores, el dinero que corre en las traviesas, el calor, el humo, la condensación... para llegar a 22 y ser campeón todo cuenta, todo suma y resta.

Y visto lo visto, el eslabón más débil de la final está en los dos zagueros, en Oier Mendizabal y Aritz Laskurain, en cómo la presión de una final influye en su rendimiento.

Oier Mendizabal no se imaginaba estar el domingo jugándose la txapela en el Ogueta simplemente porque no estaba en el Parejas. Al zaguero guipuzcoano le llamaron en la tercera jornada después de que Otxandorena jugase el primer partido en sustitución de Zearra y el callo de éste recayera en el Labrit. Lo que iba a ser un parche provisional ha terminado siendo un torneo cuasi completo: nueve partidos de once posibles, y seis victorias.

Mendizabal ha hecho un torneo de menos a más. Su compenetración con Aimar ha sido buena, y el goizuetarra se ha sentido cómodo con él. Pero el joven zaguero ha tenido sus lagunas en los dos momentos importantes. El primero fue en el partido contra Xala-Pascual en la octava jornada, en el que les bastaba con hacer 17 tantos. Mendizabal salió a la cancha bloqueado, e hicieron 12 casi de milagro. Entre saques y errores, él sólo encajó 12 tantos. Ese día el zaguero reconoció que "le había podido la presión, he estado fuera del partido".

La otra laguna hay que buscarla en el cierre de la liguilla de semifinales, y precisamente contra Titín-Laskurain en el Atano. La pareja de Asegarce se quedó clavada en 12. Mendizabal se bloqueó y encajó prácticamente él sólo una tacada de 13 tantos que le llevó a la final al dueto de Aspe. El disgusto de Mendizabal en la rueda de prensa posterior no se podía ocultar. Tiene experiencia en dos finales de Parejas de Segunda en la rama de Asegarce, ha perdido las dos (2006 y 2007).

Laskurain, más hecho

Para Aritz Laskurain también ha sido su primer parejas grande y también es su primera final. Ha jugado todos los partidos del torneo, con buena nota. También ha tenido dos lagunas importantes: en el partido de la quinta jornada contra Olaizola II-Mendizabal en el Labrit. Perdieron 22-16 y el de Soraluce tiró siete pelotas en su peor actuación. Y en el primer partido de la liguilla contra Gonzalez-Barriola, con 8 errores y cinco saques. Jugó una final de segunda en 2004, y la ganó.

"Los dos van muy bien de zurda, tienen un golpe parecido pero le veo con más experiencia a Laskurain", dice Eulate.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra