Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
MUSICA

La legendaria bailaora Pilar López muere a los 95 años

La bailarina y coreógrafa marcó junto a Vicente Escudero la cumbre de la danza española en el siglo XX

Actualizada Miércoles, 26 de marzo de 2008 - 04:00 h.
  • MIGUEL LORENCI . COLPISA. MADRID

El mundo de la danza se sintió huérfano ayer al conocerse la muerte de Pilar López Júlvez, una de las grandes de la danza española, renovadora y maestra de varias generaciones de artistas. La legendaria bailarina y coreógrafa renovó su oficio y descubrió y forjó el talento de otros grandes del género como Antonio Gades, Rafael Ortega, Mario Maya, Farruco o "El Güito". López fallecía a punto de cumplir 96 años en la clínica madrileña de La Luz en la que estaba ingresada.

Sus restos mortales fueron conducidos al tanatorio de San Isidro donde la profesión le rindió homenaje y dio prueba de respeto y admiración. Y es que fue sin duda la profesional más brillante de la danza española del pasado siglo con un talento sólo equiparable al de Vicente Escudero.

Pilar López Júlvez había nacido en San Sebastián el cuatro de junio de 1912. Su padres, comerciantes en telas, estaban de paso por la capital guipuzcoana, de modo que ella misma se definía como "una madrileña de San Sebastián". Formada en piano y solfeo, fue una niña prodigio que comenzó su carrera a la sombra de su hermana Encarnación López Júlvez La Argentinita, quien marcó su línea artística. Debutó a los once años.

Estaba casada con el músico y director Tomás Ríos, y se había conseguido las más notables distinciones y galardones, comenzado por el Premio Nacional coreográfico Amadeo Vives recibido en 1947. Obtendría luego las medallas de oro del festival japonés de Osaka, y las de Bellas Artes, el premio Nacional de Flamenco otorgado en Jerez en 1976, la designación como Maestra del Baile en la V Bienal de Arte Flamenco y el Compás del Cante, ambos en Sevilla. En 2006 fue galardonada con el Premio de Honor de la IX edición de los premios Max de las Artes Escénicas, en reconocimiento a "su vasta aportación al mundo de la danza". La sala de ensayo del Ballet Nacional de España tomó en 1998 el nombre de Pilar López.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra