Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
TIERRAESTELLA

La quema de los "Judas" de Los Arcos y Allo cierra la Semana Santa de la comarca

La Asociación Atalaya organizó un acto que se llevó a cabo pese a la lluvia y el mal tiempo

Actualizada Martes, 25 de marzo de 2008 - 04:00 h.
  • JAVIER FELONES . LOS ARCOS

Como manda la tradición, los vecinos de Los Arcos cerraron Semana Santa con la quema popular del Judas. Lo hicieron a pesar del mal tiempo y la lluvia, aunque como siempre con una nutrida respuesta vecinal. Justo en el momento en que se trataba de prender fuego al Judas a las siete de la tarde comenzó a llover, así que José Miguel Maroya y José Baños tuvieron que echar mano de una botella de gasolina para quemar al muñeco.

Ambos vecinos se habían encargado de construir al Judas. "Lo articulamos por tramos con sarmientos, pero como están un poco verdes le cuesta prender", afirmó José Baños. Mientras poco a poco prendía, miembros de la Asociación Atalaya repartían caramelos para los más pequeños, que se afanaban en cogerlos a toda prisa.

Veinte años

María Jesús Gorostiza y Pili Hermoso de Mendoza, de la Asociación Atalaya, indicaban que era la primera vez que tomaban parte de la organización del evento. "Las hemos pasado canutas para colgarlo de la cuerda. Entre eso y la lluvia este año ha estado de lo más entretenido", apuntó María Jesús Gorostiza.

Este acto que cierra la Semana Santa en Los Arcos se recuperó hace unos veinte años, cuando Mari Carmen Martínez decidió incluirlo de nuevo en el folclore arqueño tras el paréntesis abierto al término de la Guerra Civil. Los mayores aún recuerdan que los mozos se ocupaban de esta tradición con un muñeco muy peculiar. Entre sus ropas se introducían animales, como ratas o gatos, que al calor de las llamas saltaban y algunas veces, para deleite de los organizadores, encima de los presentes. Miembros de la Asociación Atalaya explicaron que a la muerte de Mari Carmen Martínez el colectivo asumió el ritual. "Nosotros lo hacemos desde hace unos quince años. Es un acto bonito, popular y sencillo que debe tratar de mantenerse", indicaban desde la Atalaya.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra