Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
TELEVISION

El culebrón es el dueño de las sobremesas

Las dos cuentan con los elementos principales de todo culebrón pero tienen presupuesto más ambiciosos

Actualizada Martes, 25 de marzo de 2008 - 04:00 h.
  • MERCEDES RODRÍGUEZ . COLPISA. MADRID

Las telenovelas son un género eterno que superan modas televisivas y se adaptan a los nuevos tiempos. TVE-1 mantiene su vigor en la sobremesa con la veterana producción española Amar en tiempos revueltos y el refuerzo latino de Marina, título que ya supera en audiencia al primero. Telecinco vive el último ciclo de Yo soy Bea y está en proceso de revisar esta franja, tras la caída de Aquí no hay tomate.

Y Antena 3 se apunta al culebrón desde este martes, para revitalizar unas tardes en las que el elemento rosa de A tres bandas sucumbió ante la competencia, con dos títulos: Las tontas no van al cielo y Pura sangre.

La primera producción, de Televisiva, pertenece a esta nueva generación de telenovelas fabricadas con los mismos mimbres que las tradicionales pero más ambiciosas en su presupuesto. Tal fue el caso de la colombiana Sin tetas no hay paraíso, adaptada con éxito por Telecinco, que consiguió ser líder de audiencia en el horario estelar del miércoles pasado. Como el título de Telecinco, Las tontas no van al cielo intenta utilizar un lenguaje más moderno y combina la comedia con ciertas dosis de suspense.

Amores, odios, pasiones y venganzas siguen siendo el sustento elemental de todo culebrón que se precie y no faltará tampoco en el argumento de la nueva serie mexicana. El guión empieza con lo que vienen a ser el clásico final, una boda, para dar un giro radical a las tramas, hilvanadas con más ritmo del común de este género. Otra de sus características es el cuidado escenario, con localizaciones exteriores en la Guadalajara mexicana. Allí da comienzo la historia de Candy, papel interpretado por Jacqueline Bracamontes y Patricio (Valentino Lanús). La pareja se casa y ella cree que su marido es el hombre de su vida, pero el mismo día del enlace descubrirá a su pareja besando a su hermana Alicia.

A partir de aquí, la protagonista decide romper con todo y partir de cero. Finge su propia muerte y viaja a otra ciudad para quedarse a vivir con su tío Meño. Pronto descubrirá que está embarazada de Patricio. Su sintonía, interpretada por el dúo Jessy y Joy, se ha convertido en uno de los temas que más suenan en la radio del país azteca.

A las 17 horas toma el relevo otro culebrón, este más genuino, Pura sangre, una producción colombiana, también de una factura superior a la media de este género y con impecables localizaciones exteriores, en la Sabana de Bogotá.

Intriga, romance, misterio, humor y mucha acción son los elementos que se cruzan en esta historia que relata el amor de Florencia Lagos (Marcela Gardeazabal), y Eduardo Montenegro (Rafael Novoa), cuyas infancias han transcurrido sin sobresaltos, sin saber que sus vidas son el instrumento para saldar una vieja deuda de sangre.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra