Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
MÚSICA SANTI ECHEVERRÍA

Reciclando el palo

Pau Donés ha dado una vuelta a todas sus canciones manteniendo la estructura melódica pero transformádolas rítmica y estilísticamente

Actualizada Martes, 25 de marzo de 2008 - 04:00 h.

P AU Donés demostró en el Gayarre que tenía tantas ganas de reciclar su música como de divertirse ofreciendo un show en el que supo librarse de sus propios fantasmas.

El escenario mostró sus lucecitas de colores, sus luces cenitales y ambientes recortados con mesura, su enorme pantalla de video al fondo donde Andreu Buenafuente fue con sus presentaciones un miembro mas del grupo y del espectáculo y una puesta en escena de los siete músicos en forma de media luna, sentados y con Pau al fondo, algo poco inquietante porque hubo muchos momentos en el espectáculo en que las evoluciones y los movimientos se sucedieron dependiendo de la coreografía asignada a cada tema. Hubo sensaciónd e espectáculo preparado con bastante detalle, con mimo, con capacidad de ironizar de reirse y reir, con trajes negros, canisas blancas, pajaritas y zapatillas deportivas. Este reciclando Tour fue una fórmula distinta musical de esa ya buena colección de éxitos comerciales de los que puede presumir Donés.

Y es que realmente dio una vuelta a todas las canciones manteniendo la estructura melódica pero transformándolas rítmica y estilísticamente con otros arreglos y otras cadencias. Después de un video en el que Andreu Buenafuente bromeaba con que Jarabe de Palo era él, que las canciones eran suyas y que quienes estaban en el escenario del Gayarre eran una mera orquesta las dos primeras canciones expuestas fueron Dueño de mi silencio y El bosque de palo. Pero la primera gran sorpresa fue el nueve aire de Depende a ritmo de reggae. Momento importante en el que ya se adivinaron el resto de mimbres y argumentos del concierto. Donés daba libertad y "suelta" a unos músicos con capacidad., con carácter, con actitud y ganas de divertirse para que la música rompiera corsés y trazara diabluras a priori menos imaginables. Así que hubo momentos de son, de salsa, de aires latinos con tumbaditos a la cubana incluidos obra del divertido teclista Kyke Serrano.

Hubo chanzas y teatrillo, una gran sección rítmica en la que la cubana Carmen Niño no sólo dibujó con su bajo preciosas evoluciones y síncopas sino que se convirtió en el ángel vocal de Pau, en unos coros generalmente en voz mas grave cincelados a la medida.

El otro músico moreno Rafael "Jimmy Jenks" Jiménez tuvo sus espacios para demostrar toda su sabiduría heredada de los clubes nocturnos quien sabe si del mismísimo Harlem, con sólos que destilaban jazz latino y una vena de puro swing mas que deliciosa. El "nuevo" guitarra Dani Baraldes se las gastó de forma parecida, a gusto en muy diferentes estilos y con suficientes recursos apara engrandecer la paleta de colores musicales de la noche. Lo mejor sus aires zydeco y cajun en el tema Ying Yangque sin duda fue otro de los mejores guisos musicales de la noche.

Para guinda del espectáculo musical hubo otros varios momentos en el que el famoso presentador y monologuista televisivo Buena fuente fue apareciendo en la pantalla no se cortó en su tono irónico-sarcástico de broma, para censurar a la crítica musical, a los managers o a la radio, entre otros

Por cierto Pau también se mostró relajado desde el primer momento y supo hacer sus propios pinitos interpretativas con formas y evoluciones vocales poco utilizadas hasta la fecha. Todos se movieron en escena y todos tuvieron su momento.

Incluso un técnico hizo de segunda guitarra en uno de los temas. De vuelta y vuelta, Duerme contigo , Agua, Bonito. fueron enardeciendo al público que se levantó de los asientos, coreó las canciones y las acompañó con palmas, sin que Donés necesitara siquiera pedirlas. El show, que tuvo intermedio y hasta momentos teatrales fue acercándose al final con

La flaca, preludio de los dos bises, A tu lado y una larga versión de Grita, con solos de todos los músicos. Después de cerca de dos horas de espectáculo, todos terminamos sonrientes y partícipes de una fiesta en la que ganó la música y no las canciones


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra