Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

"Me ha emocionado salir del templete y ver a tanta gente pendiente de mí"

Actualizada Lunes, 24 de marzo de 2008 - 03:59 h.
  • D.C./J.U. . TUDELA

A los típicos nervios que embargan a los encargados del desarrollo de la Bajada del Ángel se unió el hecho de que la de ayer no era una más. Por primera vez en la historia de esta ancestral ceremonia una niña iba a encarnar el papel principal del acto y eso se notaba en el interior de la Casa del Reloj.

El ritmo cardiaco de los allí presentes se aceleró cuando Amaya García Ridruejo accedió al edificio. Curiosamente, fue la pequeña la que más relajada se mostraba. "Me he levantado muy tranquila y he desayunado muy bien", aseguró la pequeña. Amaya estuvo escoltada en todo momento por su padre Patxi García Palacios, quien tan sólo se separó de ella cuando fue requerida para ser colgada de la maroma.

Cinco minutos después, Amaya regresó a la Casa del Reloj tras cumplir con la tradición. Entre felicitaciones y abrazos, la niña recibió el beso de su padre y atendió a los periodistas allí presentes. "Me ha emocionado salir del templete y ver a tanta gente pendiente de mí", reconoció la pequeña, quien, inmediatamente, bajó a la plaza para encabezar la procesión que llevó a la Virgen María hasta la catedral.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra