Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
TERRORISMO

Vecinos y comerciantes de Calahorra comprueban la gravedad de los daños

Además de recoger sus pertenencias, los vecinos protegieron sus viviendas de las inclemencias del tiempo

Actualizada Lunes, 24 de marzo de 2008 - 04:00 h.
  • EFE. CALAHORRA

Los vecinos de los cuatro inmuebles desalojados por los daños causados por el coche-bomba que explotó el pasado viernes en Calahorra regresaron ayer a sus casas para recoger más pertenencias personales y también para proteger sus viviendas de las inclemencias del tiempo.

Aunque no se había previsto que los vecinos volviesen a sus domicilios a llevarse más enseres, las numerosas peticiones han motivado que voluntarios de Protección Civil les hayan acompañado en esta segunda visita, ya que se prevé que no puedan habitar sus viviendas durante meses.

Además han aprovechado para colocar plásticos en las fachadas, totalmente expuestas a la calle, sin cristales ni otros elementos, ya que ha nevado débilmente y también se esperan lluvias para los próximos días en Calahorra.

Retirada de escombros

Precisamente las condiciones climatológicas han obligado a suspender la última procesión de la Semana Santa calagurritana, que hasta ahora se había celebrado según el programa previsto a pesar del atentado de ETA.

Así, la procesión del Cristo Resucitado no pudo recorrer las calles de la localidad riojana ni salir de la iglesia de los Santos Mártires, que está ubicada a cincuenta metros del lugar de la explosión, y que también ha sufrido desperfectos por la onda expansiva.

En este templo ofició ayer una misa el obispo de la Diócesis riojana, Juan José Omella, quien en su homilía ha recordado que "por mucho que se empeñen en destrozarnos la vida y sembrar la muerte en nuestra sociedad nunca podrán con nosotros porque Cristo venció la muerte".

El lugar de la explosión es aún punto de visita obligada para muchos curiosos, que comprueban en directo la magnitud de los daños materiales en decenas de viviendas y establecimientos comerciales, cuyos propietarios se afanan en retirar escombros y recoger los artículos no defectuosos, antes de cerrarlos provisionalmente.

A mediodía una grúa de los Bomberos se encargó de retirar algunos restos de la fachada posterior de la casa-cuartel de la Guardia Civil para evitar la caída de cascotes a los peatones y vehículos que ya circulan con normalidad por la calle General Gallarza.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Esto parece Irak, Oriente medio o cualquier otro lugar del mundo en conflicto bélico. Increíble!!! y nada, a aguantar a estos mal nacidos porque les da la gana de hacer daño por hacerlo porque ya no tienen argumentos para decirnos lo que quieren de verdad.BASTA YA. A LA CARCEL A PUDRIRSE

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra