Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
IGLESIA

El Papa pidió por la paz en Tierra Santa, Irak, Líbano, Tíbet, Somalia y Darfur

El Pontífice destacó el trabajo de quienes se comprometen en favor de la justicia y son signo de esperanza

Actualizada Lunes, 24 de marzo de 2008 - 04:00 h.
  • EFE. ROMA. .

El papa Benedicto XVI recordó ayer las "llagas de la humanidad, abiertas y dolientes" en todo el mundo y animó a que se busquen soluciones que "salvaguarden el bien y la paz" en lugares como el Tíbet, "el martirizado Oriente Medio, especialmente en Tierra Santa", Irak y algunas regiones de África.

Benedicto XVI hizo estas reflexiones durante su mensaje pascual, con el que terminan los actos de la Semana Santa, pronunciado en una fría y lluviosa mañana en la que también celebró la Misa de Resurrección e impartió la bendición Urbi et Orbi(a la ciudad de Roma y a todo el mundo).

El Papa recordó los lugares en los que no hay paz y no puede "dejar de pensar en estos momentos". Alentó a buscar soluciones en Irak y el Líbano, y en algunas regiones africanas como Darfur o Somalia, sobre los que, en repetidas ocasiones, ha formulado llamamientos. El más reciente, cuando expresó su "dolor y tristeza ante el sufrimiento de tantas personas" en el Tíbet e hizo votos para que se que elija "la vía del diálogo y la tolerancia".

El Papa dijo que a veces las heridas que sufre el mundo son "ignoradas e intencionadamente escondidas; llagas que desgarran el alma y el cuerpo de innumerables hermanos y hermanas". Añadió que ellos "esperan obtener alivio y ser curadas por las llagas gloriosas del Señor resucitado" y por la solidaridad de los que, "siguen sus huellas y en su nombre realizan gestos de amor".

Signos de esperanza

El Papa se refirió a aquellas personas que se comprometen activamente a favor de la Justicia y difunden a su alrededor "signos luminosos de esperanza" en los lugares ensangrentados por los conflictos y dondequiera que la dignidad humana "sea denigrada y vulnerada". Además, expresó el anhelo de que precisamente sea en aquellos lugares donde "se multipliquen los testimonios de benignidad y de perdón".

En el comienzo del mensaje pascual, el Papa recordó que la resurrección de Jesús "es nuestra esperanza. Esperanza verdadera para cada ser humano".

El Papa explicó que la solemnidad de la Pascua "hace revivir la experiencia absoluta y única de la resurrección de Jesús, que es un llamamiento" a convertirse "al Amor" y una invitación a rechazar el odio y el egoísmo.

Así pidió a los fieles que se abran "con sincera confianza a Cristo resucitado, para que la fuerza renovadora del Misterio pascual se manifieste" en cada uno de ellos y "en todas las partes del mundo".


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra