Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
INTERNACIONAL

China dice que las regiones tibetanas están en calma pero siguen selladas

Medios oficiales reconocieron ayer 94 víctimas de las que 91 son policías, dos son funcionarios y uno civil

Actualizada Lunes, 24 de marzo de 2008 - 04:00 h.
  • EFE. PEKÍN .

China anunció ayer que la calma ha vuelto a Lhasa y las regiones tibetanas de Sichuan y Gansú, tras las recientes protestas y disturbios, pero mantuvo cerradas a cal y canto para la prensa extranjera todas las zonas conflictivas.

Un fuerte despliegue policial y paramilitar vigila las áreas donde se registraron revueltas, según han explicado testigos a grupos activistas tibetanos y de derechos humanos, aunque Pekín no ha hecho ningún tipo de mención a este despliegue.

La agencia oficial Xinhua publicó ayer varias informaciones que relatan la vuelta de la "normalidad" a Lhasa, y a las regiones tibetanas de las provincias de Sichuan y Gansú.

En esta última, el gobierno de la prefectura de Gannan anunció ayer que 94 personas -de ellas 64 policías, 27 policías armados (paramilitares), dos funcionarios gubernamentales y un civil- resultaron heridas en los ataques de tibetanos.

El "orden social", dice Xinhua, ha vuelto a Gannan, donde no se han registrado disturbios desde el 20 de marzo y las pérdidas económicas ascienden a 32,6 millones de dólares. También en Lhasa la situación está volviendo a la normalidad, aseguraron fuentes oficiales.

Pero todas estas zonas siguen selladas por las autoridades chinas, que no permiten el acceso a periodistas extranjeros, según argumentan, para "garantizar su seguridad".

Mientras las quejas contra Pekín se han recrudecido en el extranjero, un grupo de 30 intelectuales y escritores chinos han enviado una carta abierta al Gobierno para que reflexione y cambie el modo en que está gestionando la crisis.

"La propaganda divulgada por los medios oficiales tiene el efecto de avivar el odio racial e intensificar la situación, que ya es muy tensa", dice la misiva, que precisa que esa propaganda es "mala para nuestra meta a largo plazo de salvaguardar la unidad nacional". Sugiere al Gobierno chino que invite a la Comisión de Derechos Humanos de la ONU para que haga investigaciones independientes y contrarrestar la desconfianza de la comunidad internacional. Además, insta a las autoridades chinas a abandonar un lenguaje "con reminiscencias de la Revolución Cultural" para difamar al Dalai Lama.

Pero el Gobierno chino parece ser impermeable a las críticas y proclama que más de 100 países le han mostrado su apoyo, entre los que cita a Mauricio, Sudán, Albania, Dominica, Burundi o Madagascar. Además, ha atacado a políticos extranjeros como la presidenta de la Cámara de Representantes de EE UU, Nancy Pelosi, que pidió "a la gente que ama la libertad" que proteste contra la "opresión" china tras reunirse con el Dalai Lama.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra