Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
SAL&PIMIENTA

"Toco la campana y celebro la misa"

Piotr Roszak, párroco de cinco pueblos en Tierra Estella, está empeñado en que su ciudad polaca de Torun y Pamplona sean capital europea de la cultura. Además de coordinador del consulado polaco es capellán de los hospitales públicos siete noches al mes y estudia un doctorado en Teología.

Actualizada Domingo, 23 de marzo de 2008 - 04:00 h.
  • POR GABRIEL ASENJO

"Soy de Torun, la ciudad de Copérnico, una ciudad polaca unida por 2.536 km a Pamplona. Tenemos un altar de San Francisco Javier en la catedral. Por encargo del obispo de Torun, les acabo de llevar una cruz, una copia de la de Villamayor de Monjardín, la única que se ha hecho. Es como un puente espiritual que nos une", afirma. Aliado con el humor y la energía, a sus 30 años se define como hombre orquesta.

Es párroco de Zubielqui, Arbeiza, Igúquiza, Villa Mayor de Monjardin y Labeaga y saca tiempo para sus labores consulares, hospitalarias y de gestión por la capitalidad cultural europea para el 2016. "Al ser dos ciudades unidas tenemos una ventaja. El nombre de Torun no viene de toro, pero Pamplona es ciudad de toros. Nos complementamos".

¿Sabe que no se puede estar en misa y repicando la campana?

Si toco la campana y celebro la misa es por el gran equipo humano con el que trabajo.

Sacerdote y diplomático ¿Aspira llegar a ser nuncio?

Nunca lo he pensado, pero nunca sabes dónde te mandará Dios. Mi trabajo en el consulado es voluntario, de ayudar a polacos en problemas.

¿La escuela diplomática más reconocida, la vaticana?

Es que consiste en construir puentes de encuentro y de paz. Pontífice viene de puente.

¿A Rouco le falló la diplomacia?

No me meto. Pero cuanto más diplomacia, mejor. Vivimos en un mundo complicado, a veces dividido en dos orillas. La diplomacia se inspira en el amor.

¿Qué hace un cura de pueblo en Semana Santa?

Tengo cinco pueblos, cada uno con su estilo y su carácter. Trato de conseguir un buen ambiente para dejar a un lado los problemas cotidianos y respirar con un aire espiritual. El párroco trata de construir puentes porque a veces tenemos demasiadas murallas que nos separan.

Para puentes hacia las vacaciones los de estos días.

En Polonia es un fenómeno que todavía no existe, pero me da la impresión de que, en los pueblos pequeños, es en estas fechas cuanta más gente coincidimos.

Dicen en algún pueblo que para que llueva hay que poner el santo contra la pared.

No hacemos rogativas como antes, pero sí que rezamos y pedimos por que llueva.

El Vaticano incorpora nuevos pecados como las agresiones al medio ambiente, el exceso de riqueza....¿Aún más trabajo para usted?

Indica el buen camino de la Iglesia. Aunque es algo que ya estaba ahí, pero conviene resaltarlo más, aunque creo que del exceso de trabajo no dice nada.

¿Sigue siendo cierto aquello de que es más difícil que los ricos entren el Paraíso?

Sigue siendo válido. Tienen que trabajárselo más. Es lógico que a quien le han dado más se le exija más.

¿Qué aconseja para estas fechas?

Sincerarse con uno mismo. A veces cuesta defender valores por los que no vamos a ser aplaudidos. Hay que limitar la velocidad en la vida. Es un consejo que debo cumplir para complacer a mi madre.

¿Polonia exporta curas a España y a cambio recibe constructores?

Cada vez hay más constructoras españolas en Polonia y cada vez más curas polacos en España. Pero en la Iglesia no tenemos extranjeros.

¿Por qué ya casi no hay curas?

Cuando se abre una ventana para que entre aire fresco a veces se pierden cosas, pero hay que conservar también lo auténtico. Si eres auténtico en la fe, el testimonio atrae a los jóvenes. En Pamplona se ve claramente una primavera de la Iglesia. Hay 21 seminaristas y muchos párrocos jóvenes. Y también se percibe en España. En mi diócesis de Polonia hay 80 seminaristas.

¿Cómo nos ven en Polonia?

En Torun, donde se conoce a los navarros, ven gente que sabe divertirse, simpática y un poco ruidosa en la calle. Es que los polacos hablan más bajo.

Métase en la piel de un emigrante. ¿Qué encuentra?

La primera frase que oí en Navarra al bajar del autobús fue: ¿cómo te puedo ayudar? Luego, otra pregunta: ¿de dónde eres? Cuando dije que era polaco me preguntaron si de Barcelona...No sabía que les llaman polacos. Veo una sociedad que se abre y se enriquece con los emigrantes. De la misma forma se enriquece la iglesia con la universalidad.

¿Qué le duele al emigrante?

La soledad. Me entristecen los matrimonios jóvenes en los que uno se va a otro país a trabajar. Lo importante para el matrimonio es compartir, aunque sea muy difícil.

Capellán de hospitales. ¿Alguna receta para sufrir menos?

Es muy útil tener sentido del humor. Sobre todo buscar lo bueno y optimista de cada circunstancia.

¿Todos tenemos algo de verdad, pero nadie la tiene toda?

La verdad es única, pero nos acercamos desde distintos puntos de vista. Es un proceso de descubrir.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra