Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
TERRORISMO

Terror después de la tregua

La organización terrorista ETA ha mostrado en pocos días su vuelta al tiro en la nuca, con el asesinato de Isaías Carrasco, en Mondragón, y la continuidad de los atentados con coche bomba

Actualizada Domingo, 23 de marzo de 2008 - 04:00 h.
  • ENRIQUE SÁNCHEZ DE BERIÁIN . MADRID.

CUANDO se cumplen mañana, lunes, dos años de la declaración de alto el fuego de ETA, el 24 de marzo de 2006, la banda terrorista no sólo no ha depuesto las armas, sino que parece haber querido recuperar sus épocas más duras, las del tiro en la nuca y el coche bomba.

Estas intenciones las ha dejado claras durante este mes, con dos acciones terroristas que han acabado con la vida de un ex concejal socialista en Mondragón y han hecho de nuevo temblar los cimientos de un cuartel de la Guardia Civil, el de Calahorra, que ya había sufrido en 1983 otro atentado similar. Era el tercer atentado de este tipo que la banda terrorista perpetra desde la ruptura oficial del alto el fuego el pasado 5 de junio.

Y el asesinato a tiros de Isaías Carrasco, dos días antes de las elecciones generales del 9 de marzo, evidencia la intención de ETA de recuperar sus épocas más siniestras del tiro en la nuca.

Tras más de cinco años sin recurrir a las pistolas -el último asesinato a tiros fue el del sargento de la policía municipal de Andoain, Joseba Pagazaurtundua- ETA ha asesinado desde diciembre pasado a tres personas por este macabro procedimiento, que se suman a los ciudadanos ecuatorianos fallecidos en el atentado de la T-4.

En Capbreton

Primero mató a los guardias civiles Raúl Centeno y Fernando Trapero en la localidad francesa de Capbreton, en un atentado sin precedentes en suelo francés, y después a Isaías Carrasco.

Con este último asesinato ETA quiso estar presente en la campaña electoral, en unos comicios en los que había pedido la abstención en las urnas.

Desde el fin oficial de la tregua la banda armada ha colocado también una decena de artefactos explosivos en distintas localidades del País Vasco, en su mayoría contra Juzgados. Unos ataques contra sedes judiciales que se han producido precisamente cuando la Justicia ha asestado un golpe tras otro a ETA y su entorno político y mediático.

Desde el pasado verano ETA ha contado con un "comando Vizcaya" que parece "consolidarse" como estable y al que se atribuyen la mayoría de atentados con bomba perpetrados en Euskadi en los últimos meses.

Las fuerzas de seguridad creen que el "comando Vizcaya" está plenamente operativo, aunque no se ha podido determinar al cien por cien que sea el autor material del asesinato del ex concejal Isaías Carrasco el pasado 7 de marzo, si bien sí que podría estar implicado en el atentado de Calahorra, algo que no obstante podrían confirmar las grabaciones de las cámaras de seguridad del cuartel.

El atentado contra Isaías Carrasco pone en evidencia que ETA ha extendido su círculo de objetivos a los ex concejales, menos protegidos y que suponen un blanco fácil para una banda muy debilitada por los últimos golpes policiales.

Material explosivo

Con ello, ETA intenta -según los investigadores- dar la impresión de que nadie está seguro en ningún sitio y de que puede atentar contra cualquiera.

Estas mismas fuentes han recordado que el asesinato mediante el tiro en la nuca no necesita apenas infraestructura, sólo un terrorista con "voluntad asesina", a diferencia de los atentados con bomba, en el que hace falta un local o laboratorio donde montar el artefacto.

Hasta septiembre pasado ETA disponía de su particular fábrica de explosivos en la localidad francesa de Cahors, de la que salieron los hallados el pasado verano en dos vehículos en Ayamonte (Huelva) y Torreblanca (Alicante) y en una autocaravana en Castellón.

De hecho, desde el atentado de la T-4 de Barajas, las fuerzas de seguridad han incautado cerca de una tonelada de material explosivo. La banda ha podido recomponer parte de esta infraestructura.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra