Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
INTERNACIONAL

La huella de las tropas españolas en Irak

"Convencimos a EE UU para que no derribara el hospital de Nayaf", dice un mando español

Actualizada Domingo, 23 de marzo de 2008 - 04:00 h.
  • MERCEDES GALLEGO . ENVIADA ESPECIAL A BAGDAD DE COLPISA/DIARIO DE NAVARRA

POR la ventanilla del coche, Sami Rasouli, fundador de los Equipos de Musulmanes por la Paz, hace de guía. «Éste es el puente que tanto le costó tomar a los estadounidenses», señala al cruzar el Eufrates. Luego, la Universidad de Kufa. Y con la misma naturalidad deja caer la bomba. «Y ése es el hospital que destrozaron los españoles».

Se refiere al centro hospitalario desde el que francotiradores atacaron a los españoles en el episodio más sangriento de su estancia en Irak. La terrible acusación se repite por toda la ciudad, es vox populi. «Lo tomaron al asalto y lo destruyeron por completo», asegura Mohamed Abdul Alamir, jefe del Departamento de Radiología. Otros médicos del Centro de Especialidades de Nayaf, con siete plantas y 400 camas, ratifican su versión al narrar los sucesos del 4 de abril de 2004, cuando los seguidores del clérigo chií Moqtada al-Sadr cargaron indignados contra las tropas españolas a las que creían detrás de la detención del imán Mustafá al-Yaqubi.

En realidad fue un comando estadounidense el que llevó a cabo esa polémica detención sin informar a los españoles, que estaban al mando de la zona. Al-Yaqubi ni siquiera se encontraba en las instalaciones de la base Al Andalus, como creía la turba, sino que había sido trasladado directamente a Bagdad para ser interrogado. Los enfrentamientos costaron la vida a un salvadoreño y un estadounidense así como a treinta manifestantes.

El silencio del Gobierno

Dos años después todavía se cobraron otra vida, la del director del hospital Safaa al-Amid, asesinado a tiros en la puerta de su casa por colaboracionista, cuando intentaba convencer a los estadounidenses para que reconstruyeran el centro médico. Las reparaciones del edificio se completaron hace sólo seis meses.

A la confusión del momento, teñido de sangre y ahogado por el ruido de la metralla, ha contribuido el silencio del Gobierno de Madrid, que después de que las tropas abandonaran precipitadamente el país no ha querido mirar atrás. En el Ministerio de Exteriores no desean dar más explicaciones de lo que llaman «una decisión traumática».

Hasta ese 4 de abril su labor de ayuda a la reconstrucción en Irak había sido gratificante. Las relaciones con la población eran buenas. Hubo lágrimas y abrazos en la despedida.

No ha sido fácil desenredar la madeja del honor español entre tanto pacto de silencio, pero finalmente el testimonio del entonces coronel Alberto Asarta, segundo de la Brigada Plus Ultra II y máxima autoridad en Nayaf, sirve para poner los puntos sobre las íes.

«Ese hospital está en pie gracias a nosotros. Si hubiera sido por las ideas de Blackwater y de los americanos, no quedaría más que una montaña de escombros». Un informe del Congreso de Estados Unidos dado a conocer en octubre pasado reveló que los mercenarios del mayor contratista de la seguridad estadounidense (Blackwater) participaron en «operaciones tácticas militares» junto a las tropas estadounidenses y españolas durante los disturbios.

Los centroamericanos formaban parte de la brigada comandada por los españoles y fue el entonces coronel Asarta el que les dio ordenes de tomar el hospital. «Hicieron un trabajo impecable. No hubo ni un sólo destrozo. Los pacientes que podían sostenerse en pie huyeron. Los que no, vinieron sus familias a buscarlos». manifiesta.

En esos días previos al repliegue español la situación fue crítica. «Del 4 al 17 no dormí más de dos horas diarias. Nos atacaban constantemente. Cuando veía que nos cortaban la luz sabía que iban a empezar a dispararnos».

El general dice tener un diario de operaciones «minuto a minuto» que no puede mostrar sin autorización del Ministerio. De los estadounidenses, en concreto de los mercenarios de Blackwater, advierte que más de uno «algún día acabará en La Haya», dice.

Las tropas españolas destacadas en Nayaf se retiraron el 26 de abril de 2004, tres semanas después del polémico asalto al hospital. El vídeo mostrado por los iraquíes fue grabado entre el 15 y el 18 de junio, dos meses y medio después. En ese momento los estadounidenses ocupaban el centro hospitalario, que quedó fuera de uso durante dos años.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra