Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

La tripulación del Endeavour cumple con éxito su misión y se prepara para volver a la Tierra

En total, los estadounidenses Robert Behnken y Michael Foreman han pasado 33 horas y 29 minutos en el espacio exterior

Actualizada Domingo, 23 de marzo de 2008 - 17:29 h.
  • AGENCIAS. Moscú (Rusia)

La tripulación del transbordador estadounidense Endeavour concluyó hoy con éxito la quinta y última caminata de su actual misión, y ya se prepara para su retorno a la Tierra tras dos semanas de estancia en la Estación Espacial Internacional (EEI).

Los estadounidenses Robert Behnken y Michael Foreman fueron los encargados de realizar la última labor extravehicular y dar por terminada la actual misión STS-123, que ha transcurrido sin incidentes.

"Los astronautas permanecieron en el espacio abierto durante 6 horas y dos minutos", dijo un portavoz de la NASA citado por la agencia oficial rusa Itar-Tass.

La salida de hoy supuso un nuevo récord de cinco caminatas para un transbordador estadounidense gracias a que el Endavour permanecerá en órbita durante 16 días, cuando lo normal son tres caminatas en 11-12 días.

En total, los astronautas de la misión STS-123 habrán pasado 33 horas y 29 minutos en el espacio exterior.

Behnken y Foreman, que salieron hoy al exterior a las 20:34 GMT, casi una hora antes de lo programado, cumplieron con todas las tareas asignadas, especialmente, el complejo traslado de una grúa desde el interior del transbordador hasta una viga de la EEI.

Para ello, el brazo robótico de la EEI sujetó el aguilón de quince metros de largo del transbordador y lo colocó al alcance de los dos astronautas, que pudieron así fijarlo al exterior de la plataforma orbital.

La razón de esta maniobra es que el próximo segmento del laboratorio japonés Kibo, que llegará a la EEI a bordo del Discovery en mayo, es demasiado grande -tiene el tamaño de un autobús- y ocupará casi toda la bodega de carga de ese transbordador, con lo que éste no dispondrá de grúa propia.

Es por ello que la NASA ha decidido dejar la grúa de inspección en la EEI hasta que el Kibo, un proyecto de 100.000 millones de dólares en el cual participan 16 naciones, sea instalado definitivamente en la plataforma orbital.

Los astronautas también conectaron un cable de calefacción que impedirá que los sensores y cámaras de láser de la grúa se congelen, e inspeccionaron la junta rotatoria diseñada para que giren, como pedales, los dos paneles de energía solar a estribor de la nave.

La NASA aún no ha podido determinar la causa exacta de los daños que afectan a esa junta de 3 metros de ancho, en la cual un astronauta encontró en octubre pasado acumulaciones de polvo metálico.

Además, Behnken y Foreman realizaron otras labores para acomodar el módulo Harmony y colocaron un contenedor junto al módulo europeo "Columbus" para la realización de experimentos en el espacio abierto.

El especialista de misión Rick Linneham coordinó todas las actividades desde el interior del complejo que forman el transbordador Endeavour y la EEI, que orbita a unos 380 kilómetros de la Tierra y a 26.000 kilómetros por hora.

Durante los doce días transcurridos desde que el Endeavour se acopló a la plataforma, sus tripulantes han instalado el primero de los tres segmentos del módulo científico japonés Kibo y el sistema robótico canadiense Dextre.

Sumado al laboratorio europeo Columbus, instalado a mediados de febrero por la tripulación del Atlantis, Kibo permitirá aumentar el potencial de investigación científica de la EEI, según la NASA.

En cuanto al sistema Dextre, éste tiene una apariencia similar a un torso humano con dos brazos y puede realizar tareas delicadas, incluidas algunas que, hasta ahora, exigían incursiones de astronautas en el vacío.

Ahora, tras unas horas de descanso, la tripulación del transbordador estadounidense se dedicará a preparar el regreso del Endeavour, que se desenganchará de la EEI el 25 de marzo y aterrizará en nuestro planeta el 27 de este mes.

La actual misión, la número 25 de los transbordadores a la EEI, ha estado a cargo del experimentado comandante Dominic Gorie, quien tiene como piloto al astronauta Gregory Johnson.

Los otros tripulantes son los especialistas Rick Linnehan, Robert L. Behnken, Mike Foreman, Garrett Reisman y el astronauta japonés Takao Doi.

Reisman permanecerá a bordo del complejo que orbita la Tierra a casi 400 kilómetros de altura en sustitución del astronauta Léopold Eyharts, quien regresará a la Tierra en el Endeavour.

Los actuales ocupantes de la EEI, además de Eyharts, son la comandante Peggy Whitson, y el cosmonauta ruso Yuri Malenchenko.

La próxima expedición a la plataforma orbital, la número 17, partirá del cosmódromo kazajo de Baikonur el próximo 8 de abril e incluirá a los rusos Serguéi Volkov y Oleg Kononenko, y a la primera cosmonauta surcoreana, Yi So-yeon.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra