Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
PAMPLONA

Una empresa pamplonesa surte a decenas de hermandades las vestimentas romanas

Junto a las hermandades, existen muchos grupos de reconstrucción histórica que demandan el vestuario romano

Actualizada Jueves, 20 de marzo de 2008 - 04:00 h.
  • A.O. . PAMPLONA

Esta Semana Santa una parte de los manípulosde soldados romanos de la procesión de Pamplona (20 legionarios y un centurión) estrenarán corazas, cascos, escudos y armas. Además de ser nuevos, la peculiaridad estará en que todo el material está diseñado según los modelos originales que portaban los romanos de la época de Claudio, Trajano o Julio César. Y aunque parezca mentira, la Hermandad de la Pasión no ha tenido que moverse mucho para dar con el nuevo vestuario.

Desde hace un año, la firma pamplonesa Prima Cohors se encarga de surtir con el material imprescindible a diversas hermandades de toda España pero, principalmente, a muchos de los denominados grupos de reconstrucción histórica que se dedican a mostrar y recrear aspectos de la vida cotidiana de épocas pasadas.

Ignacio Asensio Olaso, de 41 años, creó la empresa a partir de la relación que mantiene con la India, en donde adquiere material para el negocio de motos que regenta en Pamplona. Historiador aficionado, como él se define, es un estudioso de todo lo que tenga que ver con la época romana.

"Hace un año, unos amigos de Lugo que tienen un grupo de reconstrucción de la época romana me pidieron que mirase si en India podía conseguir materiales más baratos. Como viajo bastante a ese país, comencé a mirar y localicé tres empresas que se dedican a esto. La ventaja es que se les puede encargar el modelo concreto y a las medidas que se necesiten", explica Ignacio.

Libros y museos

Lo que comenzó siendo casi un favor a unos amigos se ha convertido en un negocio que Asensio dirige desde internet casi exclusivamente. En su página se puede curiosear todo el material y hacer los pedidos. "Lo que hago es trabajar con grupos, porque es así como sale más económico. Hay cascos que por unidad pueden costar 250 euros y que al comprar un mínimo de unidades se pueden quedar en 80", afirma.

Aunque son escasos los restos de vestuario o armaduras que se han localizado en las excavaciones realizadas por Europa, los pormenores de todo el material que utilizaban los romanos se conocen casi a la perfección. "Hay bastantes libros y también se pide información a los museos, aunque el mejor material está recogido en un libro de Rusell Robinson, The arms of imperial Rome, que es el mejor manual con el que podemos contar. En España tenemos también un gran experto, Fernando Quesada Sanz", apunta Ignacio Asensio.

Una vez elegido el material y el diseño, Asensio se pone en contacto con sus distribuidores indios. Les envía planos y dibujos y ellos le mandan una unidad de muestra para que compruebe si es lo que quiere. "La calidad es muy buena y los materiales que utilizan también. Pero eso es lógico porque en la India todavía siguen utilizando arcos para cazar y tienen grupos del ejército que llevan, como los romanos, cotas (armaduras) de malla. Así que están acostumbrados a fabricarlo", asegura.

Decidido el modelo y las medidas, se hace el pedido y en un mes o mes y medio el material está concluido y llega a España en avión. "Yo he visto como trabajan, con delicadeza, y también que cobran un buen sueldo por la labor que realizan", asegura.

Los clientes

Ignacio Asensio ha centrado su negocio en la época romana y en ella está especializado. Por ese motivo sus principales clientes son las hermandades (este año ha servido, además de a la de Pamplona, a Lorca y Sevilla) y los grupos de reconstrucción histórica especializados en los romanos.

"Los grupos de reconstrucción es una afición que está muy extendida en Estados Unidos y que en España comienza a conocerse y a practicarse. No creo que en Pamplona tardemos mucho tiempo en tener uno", dice Asensio.

Una de las ciudades con más tradición es Tarragona, donde este año se va a celebrar el "Encuentro Internacional de grupos de reconstrucción histórica de época romana", con demostraciones de tácticas de guerra, entre otras. También es conocida la recreación de las guerras cántabras, que se escenifican en agosto en Corrales de Buelna (Cantabria).

"Por lo general, el que es aficionado entiende bastante y sabe lo que quiere comprar, aunque hay quien pide el material basándose en que resulta más vistoso, aunque luego no tenga mucho que ver con la época concreta que se va a representar". En este sentido, Asensio asegura que sería impensable ver un romano con una capa roja. "En aquella época las telas de lana eran de color pardo y, con el tiempo, se ponían negras. Pero llama más la atención una capa roja", asegura.

Lo que más vende Asensio son los cascos, el modelo Gálico principalmente, de la época del emperador Claudio y fabricado en acero de carbono. Precisamente, en el pedido de la Hermandad de la Pasión figuran 20 de estos cascos, otro de tribuno que lucirá el centurión con penacho incluido, 20 loricas segmentanta (armadura de acero), una lorica musculata para el centurión, 20 escudos de legionario y varias espadas o gladios. "Un equipo completo viene a pesar unos 18 kilos", dice.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Noticias relacionadas

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra