Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
SOCIEDAD

La misa crismal congregó a unos 300 sacerdotes en la Catedral de Pamplona

Durante la eucaristía, los casi 300 sacerdotes asistentes renovaron, un año más, sus promesas sacerdotales

Actualizada Jueves, 20 de marzo de 2008 - 01:45 h.
  • SHEYLA MUÑOZ . PAMPLONA

Alrededor de 300 sacerdotes de otras tantas parroquias navarras participaron ayer por la mañana en la misa crismal que se celebró en la Catedral de Pamplona. El arzobispo de Pamplona y obispo de Tudela, Francisco Pérez, presidió la ceremonia que duró, aproximadamente, una hora y cuarenta y cinco minutos.

La eucaristía contó también con la presencia de los abades del Monasterio de la Oliva y el Monasterio de Leyre. También asistió el vicario general de la diócesis, Luis Oroz.

Como es tradición, durante la eucaristía, se bendijo el óleo de los enfermos (que se utiliza en la unción de los momentos finales de la vida) y el de los catecúmenos (con el que se unge la frente de los niños en el bautismo). Asimismo, se bendijo el Santo Crisma. Este último está presente en bautizos, confirmaciones, ordenaciones sacerdotales y consagraciones de obispos y templos.

Para la bendición se utilizó un aceite natural, depositado en tres recipientes distintos. Después de bendecirlos, estos aceites perfumados se reparten entre los sacerdotes para que los lleven a sus parroquias y puedan utilizarlos en las distintas celebraciones que lo requieran. La misa crismal de ayer sirvió también para que los sacerdotes que asistieron renovaran sus promesas sacerdotales.

Durante la homilía, el arzobispo destacó la labor que, día a día, realizan los sacerdotes. "Sin aquellos elegidos por el Señor, no tendríamos ni eucaristía, ni sacramentos. El sacerdocio no es un dato estructural sino una manifestación de Cristo", dijo Francisco Pérez. Asimismo, instó a los sacerdotes a que no se desanimen nunca. "No os sintáis frustrados nunca, sabed que el Señor os quiere con locura", dijo.

Antes de finalizar la eucaristía, Francisco Pérez pidió a las personas que llenaban la catedral un aplauso para todos los sacerdotes que se congregaron en el templo. La petición del arzobispo fue respondida masivamente por los fieles congregados.

La misma misa crismal tuvo lugar el martes en Tudela. Esta celebración es habitual de Jueves Santo, pero se celebra un día antes para que los sacerdotes puedan atender hoy sus parroquias, ya que comienzan los distintos actos religiosos de Semana Santa.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra