Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
FÚTBOL

Segunda final para el Getafe

Los de Laudrup empataron ayer en tierras cántabras e hicieron bueno el 3-1 de la ida en el Coliseum

Actualizada Jueves, 20 de marzo de 2008 - 04:00 h.
  • COLPISA. SANTANDER

El Getafe consiguió ayer acceder a su segunda final de Copa del Rey consecutiva, tras empatar a uno en El Sardinero ante el Racing de Santander. Los de Laudrup intentarán resarcirse de la derrota de la temporada pasada ante el Sevilla.

Con la final de Copa en el horizonte, Santander se acercó un poco más al ambiente de los campos caldeados de Grecia y Turquía. Los jugadores de Marcelino notaron ese calor y salieron con un plus más de velocidad y de agresividad. Las ocasiones no tardaron en llegar. El Racing era un vendaval que sólo tenía como objetivo la portería de Ustari.

El "Geta" aguantaba como podía, pero en un error de marcaje permitió que Munitis se colara entre los centrales y rematara solo un pase de Jorge López.

El primer paso estaba dado. Marcelino pedía calma a sus hombres, que pensaran las jugadas y no se volvieran locos azuzados por la hinchada.

Pudieron sentenciar

Las ocasiones de gol seguían del lado cántabro. Tchité falló lo imposible. En el enésimo pase de Serrano, el delantero africano tiró fuera dentro del área pequeña. Después los otros dos miembros del tridente santanderino (López y Munitis) desaprovecharon sendas oportunidades. A pesar de las acometidas, el Getafe sobrevivía gracias a los contragolpes de Uche. El nigeriano erró un mano a mano con Coltorti. Laudrup esperaba que al Racing se le acabara la gasolina. Pero los santanderinos eran tercos. No cedían en su empeño y seguían como una máquina perfectamente engrasada.

Polémica al final

El pase de los madrileños no estuvo exento de polémica, debido a las circunsatncias del gol del empate. Garay y Uche peleaban por un balón en la esquina del área cuando el central argentino cayó lesionado de gravedad en la rodilla. Albín recogió el balón y, a pesar de los requerimientos del delantero nigeriano, siguió con el juego. El uruguayo pasó a Casquero que la mandó a la escuadra.

Tal fue el cabreo de los racinguistas que los jugadores del Getafe decidieron no pasar ni un balón a Casquero. Tras el pitido final, algunos jugadores racinguistas buscaron al jugador toledano, pero este se escabulló rápidamente a los vestuarios.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra