Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Un juez dice que no existió negligencia en la actitud del padre que corrió el encierro con su hijo de 11 años

Hoy se ha hecho pública la resolución judicial, si bien el magistrado ya dictó "in voce" la sentencia absolutoria

Actualizada Martes, 18 de marzo de 2008 - 14:55 h.
  • AGENCIAS. Pamplona

El titular del Juzgado de lo Penal número cuatro de Pamplona ha argumentado la absolución de un corredor del encierro que corrió con su hijo de 11 años delante de los cabestros en los Sanfermines de 2007 en el hecho de que no existió negligencia en el comportamiento del progenitor.

El juicio contra el madrileño Luis Miguel Gómez Ballestero, corredor habitual de los encierros de Pamplona, se celebró el pasado 28 de febrero en la Audiencia Provincial de Navarra, tras el cual el juez dictó "in voce" la sentencia absolutoria.

La resolución judicial, hecha pública hoy, relata que sobre las 08:00 horas del día 10 de julio de 2007 el acusado Luis Miguel Gómez Ballesteros corrió durante unos metros agarrando con sus dos manos el brazo izquierdo de su hijo de 11 años delante de los cabestros de cola del encierro de San Fermín.

El fallo recoge los motivos de la denuncia realizada por la ex mujer del corredor y madre del pequeño, entre los que alegó que el padre de su hijo "puso en peligro la integridad física y psicológica del niño", si bien, en ese sentido, la resolución recuerda que el acusado ya fue objeto de una multa administrativa.

En cuanto al delito de lesiones que le imputaba debido a la crisis que sufrió cuando se enteró de que su hijo había corrido en los encierros de Pamplona, el juez rechaza la lesión psíquica que alegó la mujer, ya que "es necesario una lesión corporal de la que derive luego el perjuicio de la salud física o psíquica".

Insiste en ese sentido que la denunciante "no sólo no es que no haya sufrido lesión física alguna por la acción del acusado que estaba a cientos de kilómetros", sino que además "los hechos fueron alegados por la mujer en el mes de octubre".

Además, el juez subraya que el propio padre de la denunciante señaló en la vista oral que si bien con las imágenes de televisión, en las que se veía a su hijo corriendo delante de los cabestros, su hija se puso peor, ésta no se encontraba bien desde la separación matrimonial.

Durante el juicio tanto el fiscal como la defensa solicitaron la libre absolución, mientras que la acusación particular pidió 15 fines de semanas de arresto por un delito contra los deberes familiares, además de un año de prisión y una indemnización de 12.000 euros por un delito de lesiones.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra