Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
POLITICA

Los socialistas no descartan sorpresas en el congreso del PP

Consideran que Rajoy reaccionó con rapidez para evitar rupturas y ahora podría desarrollar una sucesión controlada

Actualizada Lunes, 17 de marzo de 2008 - 04:00 h.
  • COLPISA. MADRID

"Mariano Rajoy es el mejor candidato que podríamos tener". No lo dicen sólo en la calle Génova, en la sede del PP, sino apenas dos kilómetros más allá, en Ferraz, la sede del PSOE.

La dirección socialista recibió el pasado martes la noticia de que el presidente del PP volverá a aspirar a la presidencia del Gobierno en 2012 con una mezcla de regocijo y prevención. Regocijo, porque saben a lo que se enfrentan y creen que su designación allanará el camino para una nueva victoria de José Luis Rodríguez Zapatero. Prevención, porque temen que aún no se haya escrito la última palabra y que se produzca un golpe de mano interno que cambie el escenario.

Las opiniones están divididas. Casi, dicen fuentes del partido, al 50%. Los hay que creen que Rajoy cumplirá su palabra y se mantendrá al frente de la primera fuerza de la oposición hasta las próximas generales.

Pero un importante número de dirigentes socialistas advierte de que hay que estar preparados para lo contrario. Su tesis es que el líder del PP ha sabido reaccionar con rapidez para evitar que su formación se devore a sí misma en el arranque de la legislatura y que ahora prepara una sucesión controlada de tapadillo.

Más Zapatero

El secretario de Organización socialista, José Blanco, está persuadido de que será José María Aznar quien tutelará el proceso y ni siquiera descarta que el ex presidente del Gobierno vuelva a ponerse al frente del primer partido de la oposición para convertirse en una suerte de redentor redimido.

En todo caso, no deja de tratarse de una opinión aislada apenas compartida por su entorno.

La reacción del PSOE -tanto la de quienes piensan que Rajoy se irá como la de quienes creen que se quedará- denota aún así el convencimiento de que se trata de un rival fácil de vencer.

Fácil de vencer por Zapatero, que a día de hoy no ha dado muestra alguna de no querer repetir como candidato socialista a la jefatura del Ejecutivo dentro de cuatro años. "Ya lo hemos hecho dos veces", remarcan.

De todas formas, veteranos socialistas admiten que la situación de los populares parte de la base de los apoyos que ha logrado reunir Rajoy en estas elecciones.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • La tesis de que el Gobierno socialista pudiera negociar un nuevo Estatuto de autonomía con el PNV como moneda de cambio para neutralizar el referéndum soberanista anunciado por el lendakari Ibarretxe para octubre, sería un mal planteamiento de partida.La problema no está en el Estatuto -cuya modificación confirmaría al nacionalismo radical y a ETA en que sus diagnósticos sobre el carácter político del «conflicto» son acertados- sino en el incumplimiento de la Constitución y en la violencia terrorista. El objetivo de enmendar ambas carencias estructurales de la sociedad vasca debería ser la prioridad del nuevo Gobierno. Y la experiencia del Estatuto catalán no es alentadora porque rompió el consenso con el PP y desfiguró el modelo constitucional del Estado autonómico. Hoy el autogobierno vasco está en sus límites constitucionales máximos y no hay razón ni margen para ampliarlo.Cincinnatus

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra