Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
ANÁLISIS

El motor inmóvil

Actualizada Lunes, 17 de marzo de 2008 - 04:00 h.
  • FERNANDO MAÑUECO

S I hay un sector movido en estos tiempos es, paradójicamente, el inmobiliario. Algo así como el motor inmóvil al que se refería Aristóteles. En la bolsa, casi cada día se suceden pequeños o grandes terremotos que zarandean la cotización de estas empresas. La situación es muy complicada debido al enfriamiento económico y al estrangulamiento del mercado crediticio.

El descenso en las ventas provoca serias dificultades en las constructoras y en las empresas afines, y también pone contra las cuerdas a las agencias inmobiliarias.

Pero lo más importante es que, además, desestabiliza al sector financiero (los bancos financian tanto a las empresas constructoras como a los compradores de pisos) y afecta por tanto al conjunto de la actividad económica. Nadie olvida que el sector de la vivienda contribuye con un 7,5% al PIB. La construcción emplea a cerca del 13% de los trabajadores.

Los augures pronostican una destrucción de entre 500.000 y un millón de empleos en los próximos 12 meses, debido a la ralentización de la construcción. El número de transacciones inmobiliarias fue reduciéndose progresivamente en los últimos trimestres y, seguramente, seguirá el proceso en los siguientes.

Por su parte, los precios de las viviendas crecieron en 2007, según cifras del Deutsche Bank, en torno al 4%. Es decir, una cifra muy similar a la inflación. En 2006, la vivienda subió algo más de un 9%. La subida media fue del 12,5% en 2005. El alza de precios acumulada en el período 1996-2006 superó el 150%. Para este año, los expertos de Deutsche Bank pronostican una caída de entre un 2% y un 8%.

La firmeza del Banco Central Europeo (BCE) a la hora de mantener alto el precio del dinero (inasequible al desaliento en su lucha contra la inflación) está agobiando a los hogares españoles, ya que la mayor parte de los préstamos hipotecarios se firman a interés variable. El Euribor roza ya el 4,6%. Además, el previsible enfriamiento económico puede generar más desempleo, lo que también repercutirá negativamente sobre la demanda de viviendas y, en consecuencia, sobre sus precios.

Así las cosas, en el último ejercicio se resintieron los resultados de las inmobiliarias que cotizan en bolsa. Debido a ello, los analistas aconsejan a los inversores y ahorradores que se mantengan todavía al margen de este sector. Aún hay que andar mucho trecho antes de que se tranquilicen las aguas en el sector y el dinero pueda volver a apostar con cierta tranquilidad por estos títulos.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra