Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
FÚTBOL

El Almería da la campanada

El empate del Barcelona permite que el Real Madrid respire y se mantenga a siete puntos de distancia de los "culés"

Actualizada Lunes, 17 de marzo de 2008 - 04:00 h.
  • COLPISA. ALMERÍA

El Barça despreció el presente del Real Madrid en Riazor empatando ante el Almería. Los azulgrana pagaron su nulidad defensiva en las acciones a balón parado, permitiendo que los andaluces igualasen por dos veces un partido que tenían encarado casi al final.

El primer cuarto de hora se desarrolló a una velocidad de vértigo. Un Barça con sólo un fantástico -Rijkaard dejó a Henry en el banquillo- le plantaba cara a un Almería que salía a comerse el mundo. Ese exceso de adrenalina condenaba a ambos a un intercambio de pérdidas sin rédito alguno hasta que apareció Iniesta. El azulgrana recogía un balón en la banda izquierda y se centraba para sacarse un disparo que Bojan, tras un mal despeje de un Diego Alves, aprovecharía gracias a su olfato goleador.

Ese tanto cambió por completo la dinámica. El Barça, sabedor de sus actuales limitaciones, recogía el equipo en su propio campo esperando al Almería para rematar el partido a la contra. La táctica se abortó en un abrir y cerrar de ojos. El ensayo azulgrana para controlar la estrategia andaluza no sirvió para nada. Pulido dejó en evidencia a toda la zaga visitante rematando a placer un saque de esquina.

El retrato de la primera mitad dibujaba a un Barça perdido ante un Almería fiel a sus principios. Un conjunto azulgrana que necesitaba sacarse la venda de los ojos para descubrirse a sí mismo. Esta vez Rijkaard reaccionó con vehemencia relevando a su peor hombre sobre el césped, Edmilson, para dar entrada a la gran apuesta ofensiva que le quedaba en el banquillo. La carta Henry le funcionó a medias. Su entrada estaba tan cantada como difícil de prever su suplencia. La primera acción del francés desatascó al Barça. Su acción repleta de profundidad facilitó el remate letal de Samuel Eto"o.

El Almería acusó el golpe. A diferencia de la primera mitad, los de Rijkaard habían acogido la ventaja confiando en su estilo. Todo se le torció después de un fuera de juego mal señalado a Henry cuando ya encaraba a Diego Alves y sobre todo por la justa expulsión de Milito por doble amonestación. Otro saque de esquina que Kalou Uche convertiría en gol adelantándose a Abidal. El Barça había despreciado otra ocasión de oro para reengancharse a la Liga.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra