Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
SAL&PIMIENTA

"Un paciente veía que su mano intentaba ahogarle"

Javier Tirapu Ustárroz, neuropsicólogo clínico en Ubarmin y director técnico de la Fundación Argibide, a la hora de cambiar patrones mentales, pide preocuparnos más de los demás

Actualizada Domingo, 16 de marzo de 2008 - 04:00 h.
  • POR GABRIEL ASENJO

Publicó el pasado mes ¿Para qué sirve el cerebro? Manual para principiantes y edita ahora un manual de neurosicología para profesionales. Con más de 200 conferencias impartidas, leizarra de 46 años, casado y con un hijo, afirma que esa masa gelatinosa, retorcida en forma de nuez, llamada cerebro, "básicamente es una máquina para hacer predicciones. Si observa cuando llega a casa que le han cambiado el pomo de la puerta predice que algo no va bien".

¿Lo de saber pensar es cosa de pocos?

Creo que todos piensan. El problema es definir qué es pensar.

¿Y qué es?

Trabajar con un lenguaje interno de imágenes mentales, buscar y recuperar información.

¿Se aprende a pensar?

Desde niño. El cerebro madura hasta los 25 años. Los lóbulos frontales, la zona relacionada con el razonamiento, tardan mucho en madurar. Esa zona depende mucho de las experiencias. Por eso dice un filósofo que la educación es cosa de provocar estímulos para que el cerebro genere conexiones que las utilizaremos en diferentes situaciones de la vida. Pensar es un aprendizaje constante.

¿Revisar nuestros pensamientos es una de nuestras virtudes?

La autocrítica y la introspección no son virtudes demasiado extendidas.

¿Nuestro enemigo se aloja en nuestra cabeza?

Hay algo de cierto. Tiene que ver con los dos hemisferios cerebrales, cada uno con un cometido diferente. Un paciente tenía los dos hemisferios desconectados y presentaba el síndrome de la mano ajena. Una mano no obedecía al cerebro y, a la noche, la mano izquierda intentaba ahogar al paciente. Son dos identidades diferentes en el cerebro que corresponden a cada hemisferio.

¿Amor y felicidad, cómo se cultivan?

Aplique la teoría de la mente que es la capacidad de ponernos en lugar de los demás, de pensar como los demás y sentir como los demás sienten.

¿Y en qué parte del cerebro se aloja la bondad?

En un accidente, en Estados Unidos, a un trabajador una barra le atravesó el cerebro por la parte orbital, encima de los ojos. Era buena persona y caritativo y se convirtió en egoísta llevado por sus necesidades más primarias. Tuvimos una paciente con una lesión en esa misma zona. Era religiosa, pero se volvió psicópata, agredía a sus padres, robaba, era promiscua, consumía drogas...

¿Pudieron hacer algo?

Controlar un poco más. Había perdido el juicio ético del que sabemos dónde se ubica y cómo trabaja. Tener ética no es sólo pensar lo que está bien y mal, es sentirte mal con lo que detectas que está mal. Si no te sientes mal tu pensamiento no podrá guiar tu conducta.

¿Lo emocional es poco o muy saludable?

Es inevitable y adaptativo. Hay seis emociones universales en todas las culturas: alegría, tristeza, miedo, ira, asco y sorpresa. Garantizan la supervivencia del ser humano.

¿Y el asco, cómo nos ayuda?

Por ejemplo, si uno no tuviera asco se acercaría a alimentos podridos o putrefactos. El miedo activa señales de amenaza. La tristeza informa de que algo no va bien en tu vida y tienes que cambiar. A veces, anestesiamos las emociones negativas en vez de escucharlas.

¿Y qué me dice de la inteligencia?

Como diría Darwin: es la capacidad de adaptarse a los cambios y resolver las situaciones novedosas que se plantean en la vida.

¿Algún patrón mental que cambiar?

Pediría preocuparnos menos de nuestra autoestima y preocuparnos más de cómo se sienten los demás.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra