Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
NACIONAL

Recetas frente a la crisis del motor

La patronal Anfac pide un contrato temporal de cinco años y ERE sin autorización oficial

Actualizada Domingo, 16 de marzo de 2008 - 04:00 h.
  • COLPISA. MADRID

EL sector de la automoción vive su particular desaceleración, como muestran los datos de matriculaciones de los dos primeros meses del año. Ante las sombras que se ciernen, las patronales de los fabricantes (Anfac) y de los concesionarios (Faconauto) han lanzado al nuevo Gobierno su propuesta de plan de choque, dada el peso del sector en la economía española y en el empleo. Entre sus recetas, un nuevo Plan Prever, mayor formación para los trabajadores y flexibilidad laboral.

Faconauto pretende la eliminación del impuesto de Matriculación, por considerarlo "anacrónico", al tiempo que propone una subida gradual del gravamen sobre Hidrocarburos. Los vendedores de coches aspiran también a convertir sus establecimientos en puntos de Inspección Técnica de Vehículos (ITV) autorizados.

La patronal de los productores de coches y camiones (Anfac) apunta por otro camino. Expedientes de regulación de empleo (ERE) sin autorización administrativa, contratos temporales de mayor duración y menos limitaciones para el cómputo de las horas extraordinarias. Este es el escenario laboral que le gustaría a la industria automovilística para afrontar la desaceleración económica. Acompañado, eso sí, de mejoras en la formación profesional y también en la ocupacional, donde quiere que participen sus propios expertos para que los cursos impartidos "respondan a las necesidades y oficios demandados por los fabricantes y sus servicios de postventa".

Las exportaciones

Anfac estima que por este camino se podría mantener e incluso incrementar la competitividad de un sector que genera el 5% del producto interior bruto (PIB) y concentra casi la cuarta parte de las exportaciones.

Su objetivo es lograr tres millones de automóviles fabricados (el año pasado fueron 2,88 millones) y mantener la cuota de exportación del 83% de la producción. Para hacer frente a países con salarios más bajos, ponen el énfasis en el elevado índice de absentismo laboral "injustificado", al que ven como "un importante problema que afecta, de manera muy significativa, a la productividad y, por tanto, a la competitividad de nuestras empresas". A su juicio, los números cantan. El último ejercicio se perdieron 6,7 millones de horas de trabajo, 300.000 más que en 2006, lo que supone el 7% del total, "el punto más alto de la historia", destacan.

Este volumen de horas perdidas equivale, según denuncian los fabricantes, a la "destrucción" de casi dos tercios (el 64%) de la producción de una factoría con una plantilla de 8.000 trabajadores a dos turnos, es decir, 272.000 turismos que quedarían fuera de la cadena de montaje.

Contrato temporal largo

En términos económicos, y si se suma el efecto negativo del absentismo del período 2000-2007, el quebranto para la industria del sector superaría los 26.000 millones de euros. A fin de reducir el efecto de un problema que creen "complejo" y en el que ven "una amenaza real para el empleo", reclaman que haya un control en la concesión y duración de las bajas -facultando para ello a los médicos de las propias empresas y las mutuas-, y también "más concienciación social".

Su lista de peticiones también incluye la sustitución de la autorización oficial para los ERE por un procedimiento "reglado" de negociación y consulta entre empresas y trabajadores, "como ocurre en casi todos los países de la UE salvo España y Holanda". A su vez, reclaman un contrato temporal que dure más, "ligado a la vida media del producto (5 años)", y otro de carácter "relevista", que "logre rejuvenecer las plantillas y mantener el empleo". Demandan, además, una rebaja de las cotizaciones sociales en compensación por las sumas que las compañías invierten en la formación de sus trabajadores (60 millones de euros en 2006).

La necesidad de rejuvenecer el parque automovilístico es otra de las exigencias tanto de los fabricantes como de los concesionarios, que exige un nuevo Plan Prever mucho más ambicioso "en cuantía y cobertura".

Faconauto solicita también la elaboración de un reglamento de peritación de siniestros que permita la creación de un cuerpo de peritos profesionales e independientes de las aseguradoras. Para la patronal, las compañías de seguros "violan la esencia básica del seguro, determinando la cuantía y la forma de las reparaciones a través de técnicos propios o subcontratados".

La recuperación de la figura del aprendiz, dada la carencia de mano de obra cualificada en el sector (17.000 empleados entre pintores, chapistas y electromecánicos); y la protección para quienes formen a estas personas ante los "fichajes" inesperados de la competencia son otras de las necesidades de los concesionarios.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra