Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
PELOTA

Ayer tocó sufrir y hoy esperar

Gonzalez-Barriola ganan en el Labrit (22-16) y aguardan el resultado de Titín en el Atano

Actualizada Domingo, 16 de marzo de 2008 - 04:00 h.
  • L.GUINEA . PAMPLONA

A Sebastien Gonzalez y Abel Barriola sólo les queda una cosa: esperar. Ayer cumplieron con la tarea encomendada -llegar a 22- pero les costó sangre en un partido que no fue brillante. Oinatz Bengoetxea e Iñaki Otxandorena vendieron cara su piel mientras tuvieron opciones, pero en cuanto el dueto de Aspe rebasó el cartón 14 se desinflaron.

A Sebastien Gonzalez y Abel Barriola sólo les queda una cosa: esperar. Ayer cumplieron con la tarea encomendada -llegar a 22- pero les costó sangre en un partido que no fue brillante. Oinatz Bengoetxea e Iñaki Otxandorena vendieron cara su piel mientras tuvieron opciones, pero en cuanto el dueto de Aspe rebasó el cartón 14 se desinflaron para terminar en el 22-16 final. Gonzalez-Barriola deben esperar a lo que suceda esta tarde en el Atano III. O lo que es lo mismo esperar que Olaizola no pierda por 22-17 o menos. No pueden hacer más.

Es una cantinela que se ha repetido a lo largo del Parejas. Todo partido que depende de un tanteador es una trampa en sí mismo. Le inyecta al pelotari una dosis de nervios y tensión añadida que merma su rendimiento, le bloquea. El arranque del partido ayer en el Labrit lo dejó claro. Oinatz Bengoetxea e Iñaki Otxandorena salieron enchufados a la cancha, y quien pagó los platos rotos fue Sebastien Gonzalez.

El francés comenzó nervioso, como descolocado fuera de sitio. Bengoetxea tuvo la habilidad de llevarle a su terreno. El leitzarra es un pelotari valiente, que no se arruga nunca. Huyó de las diagonales, del ancho y optó por enredarle en corto al delantero de Askain. Y ahí sufrió el francés. Todo eso se tradujo en el marcador. La pareja de Asegarce arrancó con un 0-4, que marcó el terreno de lo que iba a ser el devenir del partido. El milagro parecía posible.

A Gonzalez un comienzo tan intenso le llevó a alternar tantos espectaculares, con errores ilógicos, incompresibles, inexplicables fruto de la precipitación.

Abel Barriola tuvo que fajarse en la zaga. Su derecha quizá no dejó la gran impresión de otras ocasiones. El leitzarra comentó que tiene bien la mano, pero está jugando con más trapo y le cuesta gozar.

Iñaki Otxandorena merece un capítulo aparte. El de Mugaire, el suplente por excelencia del torneo, quería marcharse con una buena última actuación. Y estuvo a la altura de las circunstancias. Nunca le perdió la cara a Barriola, e incluso se permitió el lujo de dibujar cinco ganchos, uno de ellos supuso el 10-11, que puso a la grada de pie.

Llegar a 14 y otro partido

El choque, que técnicamente fue gris, estuvo agarrado en el marcador hasta el 14-15. Era la frontera que debían alcanzar como mínimo Gonzalez-Barriola para aspirar a ser finalistas, y que eliminaban automáticamente a la pareja de Asegarce.

Cuando se llegó a ese punto merced a un fallo de Bengoetxea que tiró de zurda una pelota (50 minutos de juego y 422 pelotazos) el partido dio un giro total. El delantero de Leitza perdió tensión, se salió del compromiso y le dio alas al dueto de Aspe.Gonzalez-Barriola sentenciaron casi de una tacada en el mejor rato del delantero francés. Un par de dejadas, otras dos voleas, un saque certero y un par de errores de Otxando les llevaron en volandas al 22.

Ahora sólo les queda esperar a lo que suceda hoy en el Atano. 10 victorias de 11 posibles y pueden quedarse sin final. Paradójico.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra