Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
CLAVES

Tudela pagará 6.570 euros a una mujer que se cayó mientras veía un encierro

El TAN dice que la caída se debió a una instalación no permanente municipal que adolecía de "evidentes medidas de seguridad"

Actualizada Sábado, 15 de marzo de 2008 - 04:00 h.
  • DDN . TUDELA

El Ayuntamiento de Tudela tendrá que indemnizar con 6.570,02 euros a la vecina de Cascante Josefina Llorente Martínez por las lesiones que sufrió al caerse en la zona de espectadores cuando iba a presenciar el encierro de las fiestas del 25 de julio de 2006. En concreto, la caída se produjo en la confluencia entre las calles Camino Caritat y Baquero Jacoste, al tropezar con un arco metálico vertical situado en la zona de acceso de espectadores.

Sufrió rotura de húmedo y erosiones en su pierna derecha. Estuvo 134 días de baja.

La sección segunda del Tribunal Administrativo de Navarra (TAN) ha estimado el recurso de alzada que interpuso Llorente contra dos resoluciones de alcaldía que le denegaban una indemnización. El tribunal anula estas resoluciones, y declara la "responsabilidad patrimonial" del consistorio y el deber de indemnizar a la afectada con la cantidad ya citada.

Afirma que "constando como consta documentados y probados los hechos" es preciso analizar si existe relación de causalidad entre los citados hechos y el servicio público local".

Más medidas de seguridad

En su resolución, indica que la zona de la confluencia entre Camino Caritat y Baquero Jacoste está configurada durante los encierros de fiestas que organiza el ayuntamiento "como zona de público con doble vallado". Añade que se habilita para espectadores y peatones circunstancialmente y de forma puntual "dejando en la zona de seguridad de corredores un bordillo plagado de arcos metálicos verticales, sin señalización alguna". "Incluso uno en la zona de acceso de espectadores, doblado y casi imperceptible, sobresale desde la perpendicular de la barrera hacia dicha zona de espectadores. Es en ese hierro donde, según declaración testifical, tropezó la recurrente", añade.

En su opinión, la excepcionalidad y concreción de esta habilitación peatonal exige unas mayores medidas de seguridad porque, visto el escenario de los hechos, supone una zona de riesgo especial. "El montaje de la infraestructura necesaria para el encierro en ese pasaje no es un modelo de seguridad y se configura como una zona de riesgo en la que lo extraño es que no se produzcan más contingencias a la vista de los obstáculos metálicos impeditivos de la deambulación, de instalación fija, que se mantienen no sólo en zona de espectadores sino también en la de seguridad, como es el callejón para participantes".

El tribunal afirma que no le cabe duda de que la caída de Llorente fue debida a una instalación municipal no permanente prevista para los encierros "que adolecía de evidentes medidas de seguridad". "Es más, el diseño de la zona para su habilitación festiva añade riesgo genérico, pues al preverse mayor afluencia de público, situaciones de especial riesgo debidas a la naturaleza del espectáculo, tanto para corredores como espectadores, exigía mayor diligencia en materia de seguridad". Por tanto, dice que no hay duda de que la caída y lesiones de la recurrente "se producen en relación de causalidad con infraestructuras festivas de titularidad municipal".

El alcalde, Luis Casado, dijo que no se va a recurrir. "Jurídicamente se podía haber entendido de otra forma, pero el criterio que están llevando en estos momentos los jueces es de entender que la responsabilidad es de la administración. La gente reclama mucho y, al final, y aunque es un comentario un poco exagerado, la administración no pondrá vallados, encierros ni toro de fuego porque no saldrá rentable. Luego, además, resulta que todos los afectados por chispas del toro de fuego llevaban ropa de marca", dijo.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Cuando pase por debajo de la valla y me haga un chichón, demandaré al Ayuntamiento; cuando me resbale en la acera con un tapón de gaseosa, demandaré al Ayuntamiento; cuando corra el encierro y me pille el toro, en función de su bravura o del pienso que hayan comido ese día, demandaré al Ayuntamiento........mmmm, algo más se me ocurrirá.Stereo

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra