Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
CINTRUÉNIGO

Experimentos sorprendentes

El instituto La Paz ha celebrado esta semana su Semana de la Ciencia con variadas actividades

Actualizada Sábado, 15 de marzo de 2008 - 04:00 h.
  • PACO ROMERA . CINTRUÉNIGO

LA segunda Semana de la Ciencia que ha organizado el instituto La Paz de Cintruénigo se ha cerrado con un extraordinario éxito. A lo largo de estos días, se han venido desarrollando distintas actividades, como conferencias, exposiciones y sesiones de experimentos de todo tipo.

Quizás fueron estas últimas las que mejor acogida tuvieron, sobre todo por su espectacularidad. Fue el caso de la demostración que llevó a cabo el catedrático del instituto Benjamín de Tudela César Sancho Martín. Generó tal expectación que no sólo lleno por completo el aula, sino que muchas personas tuvieron que seguir su clase de pie.

Y es que Sancho mostró de forma práctica y sencilla numerosos experimentos de física y de química que supieron captar la atención de jóvenes y mayores, que no dudaron en aplaudir algunas de las curiosidades que realizó el profesor tudelano.

Sustos controlados

"¡Otra explosión no!, gritó un chaval cuando se sentaba en el suelo en una de las primeras filas, mientras César Sancho "amenazaba" con un mechero encendido en la base del matraz, el vaso de vidrio que se utiliza para este tipo de experimentos. Y es que varios de ellos sorprendieron a los asistentes con explosiones, aunque todo estaba controlado. A pesar de todo, algunos de los jóvenes se tapaban los oídos temerosos de que les sorprendiera otra "sorpresa" de las preparadas por el profesor. Alguna de ellas causó humaredas aparatosas, que llevaron a abrir las ventanas para airear la sala.

Pero sustos aparte, los chavales pudieron ver en directo algunos experimentos espectaculares que jóvenes y mayores siguieron con los ojos muy abiertos. Vieron cómo el docente conseguía equilibrar un plato con el centro de gravedad muy abajo; cómo echaba agua en aceite; o el momento que logró una detonación seca con alcohol. También sorprendió cuando obtuvo oxígeno calentando un tubo de ensayo.

Sancho tuvo la virtud de manejar la química de aplicación más cercana, lo que captó la atención del público, como cuando mostró las vibraciones de un tímpano en una pantalla, subiendo y bajando el volumen. "No sé si habéis reconocido a Shakira, a la que hay que escuchar bajito porque si se le pone fuerte puede llegar a perforarnos el tímpano", recomendó el profesor.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra