Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Los negocios que rodean a la Semana Santa

La hostelería sigue siendo el sector más beneficiado en el período

Actualizada Sábado, 15 de marzo de 2008 - 12:29 h.
  • AGENCIAS. Madrid

Palmeros de Elche, talleres de túnicas y capirotes, cereros o constructores de tambores en Calanda. Negocios con la cuenta de resultados pendiente exclusivamente de la Semana Santa, que ponen a punto la gran representación que comienza el Domingo de Ramos y acaba el de Resurrección.

Hacen "el agosto" unos años en marzo y otros en abril, ya que la Semana Santa es movible en función de las lunas: el Domingo de Pascua se celebra el domingo siguiente a la primera luna llena tras el equinoccio de Primavera (21 de marzo), según las normas fijadas por el Concilio de Nicea en el año 325.

Los mayores beneficiarios de la Semana Santa, los hosteleros, prevén para este año una ocupación media del 85 por ciento y esperan que en Andalucía y Canarias se roce el "lleno técnico" en los días festivos, según datos de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat).

Tiempo de ocio para algunos y de oración para otros que comienza mañana, Domingo de Ramos, cuando iglesias, balcones y procesiones lucirán cientos de miles de palmas blancas, cuidadosamente cosechadas en los palmerales de Elche (Alicante).

La palma blanca

Pascual Serrano, uno de los tres grandes productores ilicitanos de esta planta, explica que anualmente hace 150.000 palmas y otras 20.000 trenzadas. Una cifra similar hacen los otros dos grandes cosechadores de la zona, aunque es muy difícil calcular el total de la producción anual debido a la proliferación de pequeños y medianos productores, subraya.

Las ventas -afirma Pascual- han disminuido ligeramente en los últimos años porque "hay muchos extranjeros que no quieren saber nada de la Semana Santa", pero "las abuelas españolas siguen comprándolas para sus nietos".

Las palmas ilicitanas viajan a toda España "sobre todo a Barcelona 'la madre de la palma'", pero también a Londres, donde envían unas 20.000 de una variedad que tiene la punta verde.

Siete euros vale una palma Imperial, "la más bonita y la más blanca" de unos tres metros, como la que su primo, otro productor de esta ciudad, entregó el pasado martes a los Reyes de España y al presidente del Gobierno en funciones, José Luis Rodriguez Zapatero.

El precio baja hasta los dos euros que vale un cogollo y a los 0,50 euros, el ojo de la palmera, que se regala a los bebés.

Capirotes y costales

Cofradías y Hermandades de toda España tienen ya a punto túnicas y capirotes, cíngulos y escudos. Los pasos y tronos se engalanan con flores, velas y cirios, al tiempo que los costaleros tienen preparados sus costales, alpargatas, fajines y pantalones característicos.

Entre 140 y 500 euros vale una túnica de nazareno, aparte el capirote y otros complementos, explica a Efe María del Río que regenta la antigua Casa Rodríguez de Sevilla, abierta todo el año, pero dedicada exclusivamente a la Semana Santa.

Los precios dependen de los tejidos, los más baratos los de poliéster y "el más caro el de la Hermandad de la Esperanza de Triana, confeccionado en terciopelo de algodón, con cíngulos y escudos bordados en oro", explica. Piezas caras pero duraderas, porque una túnica puede durar más de diez años.

Menos resistente y más barato es el atuendo de costalero, que se renueva casi anualmente. El costal, un protector para amortiguar el peso que recae en las cervicales, cuesta entre 13 y 30 euros.

Y otros 30 euros para alpargatas, faja y pantalón que completan el equipo de costalero, confeccionado con telas de panamá, lino y arpillera y que en los últimos años, en Sevilla, se ha puesto de moda en distintos colores.

Un sector donde no caben las modas es el de la cerería. "El negocio de las velas y los cirios pasa por un momento difícil, debido a la subida de los precios del petróleo", explica Carmen Portillo, portavoz de la cerería Zalo, dedicada a este negocio desde 1724 en Málaga.

Portillo explica que un trono importante puede llevar unos cien velas de distintas alturas que oscilan entre los 5 y los 8 euros cada una.

Tambores de Calanda

Elemento indispensable en la Semana Santa son los instrumentos musicales que alcanzan su máxima expresión en Calanda (Teruel) donde más de 3.000 personas se reúnen cada año para atronar con sus tambores y bombos desde el Viernes Santo al mediodía hasta las dos de la tarde del día siguiente.

Muchos de los participantes usarán tambores fabricados, de forma artesanal, en el taller de la familia Plana Conesa, un matrimonio y su hijo, que llevan más de treinta años en el oficio.

Fabricados en acero inoxidable y aluminio, su estructura, y en una fibra especial de plástico para la superficie de la que sale el sonido, los tambores de la familia Plana Conesa "duran toda la vida, dependiendo del uso y el cuidado con que se trate al instrumento", dijo a Efe el patriarca, José Plana.

Entre 185 y 280 euros cuestan los tambores y bombos fabricados en este taller de Calanda, de mayor o menor tamaño dependiendo sean para hombre, mujer o niño.

José Plana asegura que "no vivimos de ello, tenemos otras ocupaciones, porque no da para vivir. Lo hacemos por afición. El día que nosotros faltemos (en Calanda hay otros dos talleres) no sé que pasará".

Balcones, torrijas y monas

Negocios que requieren un esfuerzo de todo el año y que conviven con los que se desarrollan estrictamente los días de la Semana Santa como la elaboración de dulces típicos: torrijas y monas de Pascua, o el alquiler de balcones o terrazas en sitios privilegiados.

Según las ofertas de Internet, una terraza para diez o quince personas en la calle Sierpes de Sevilla está a 5.000 euros del 15 al 22 de marzo; 2.000 euros a la semana un balcón en Málaga para 8 ó 10 personas; 150 euros por día y balcón para tres personas en la calle de la Rúa en León, y entre 450 y 500 euros un balcón y dos ventanas para 10 personas en la Plaza del Salvador en Cuenca para ver la procesión de Las Turbas.

El Gremio de Pastelería de Barcelona calcula que en esta campaña se consumirán 660.000 monas de Pascua en toda Cataluña, donde según la tradición, los padrinos las regalan a sus ahijados el lunes de Pascua, a un precio que oscila entre los 25 y 75 euros para una mona familiar.

Y en las diez tiendas que la pastelería Mallorca tiene en Madrid, venden 5.000 torrijas en un día normal de la Semana Santa, cifra que asciende a las 10.000 el Jueves, Viernes, Sábado y Domingo, según informó Efe un portavoz de la empresa.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra