Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
CULTURA Y SOCIEDAD

El refinamiento de María Antonieta reina por primera vez en París

La muestra está dividida en tres actos (infancia, reinado y caída) y de cada una de ellas hay diferentes recuerdos

Actualizada Sábado, 15 de marzo de 2008 - 04:00 h.
  • JAVIER ALBISU . EFE. PARÍS

La última carta escrita por María Antonieta, pinturas, muebles, porcelanas y demás refinados objetos reconstruyen la figura de una de las últimas reinas de Francia en la primera exposición que le consagra París, ciudad donde que fue guillotinada en 1793.

La muestra, que se inauguró ayer en el Grand Palais y que estará abierta al público hasta el próximo 30 de junio, recorre la vida de la "austríaca", como se conocía a la esposa de Luis XVI.

Comienza con óleos de su infancia en los palacios austríacos de Hofburg y de Schönbrunn, en los que la penúltima hija de los emperadores austro-húngaros baila entre plantas junto a su familia, y con dibujos del árbol genealógico de sus antepasados.

"Icono de la moda de su época", como la describe Pierre Arizzoli-Clemente, director de la exposición, María Antonieta fue además una de las personas de gusto más refinado del siglo XVIII.

Dan muestra de ello las vasijas de porcelana japonesas, relojes de orfebrería, cuadros, instrumentos de música, joyas y retablos que forman parte de una selección de trescientos objetos que le pertenecieron.

Desde su mundo irreal de Versalles, la esposa del rey, decapitado como ella en la Revolución Francesa, se convirtió en una de las mecenas más importantes de su época, probablemente ajena al elevado coste de sus caprichos. La muestra está dividida en tres actos (infancia, reinado y caída).

Escopetas utilizadas en las escenas de caza que después se reproducían al óleo, magníficos salones y retablos, elegantes muebles y selectos juegos de café reproducen el alborozo en el que vivía inmersa la alta aristocracia del siglo XVIII. También puede contemplarse una réplica del "Collar de la reina", una costosísima pieza de diamantes presuntamente encargada por el cardenal Rohan en nombre de María Antonieta, a quien la exculpación del Parlamento no libró de las críticas y le hizo ganarse el apelativo de "Madame Déficit".

La muestra culmina con un cuadro del pintor neoclásico David en el que reproduce a María Antonieta en sus últimos momentos, camino de la guillotina, antes de ser enterrada con la cabeza entre las piernas y dar paso a la leyenda de una de las mujeres más célebres de la historia del Viejo Continente.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra