Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
TIERRAESTELLA

Allín defiende las obras de Amillano

La alcaldesa del valle, Ascensión Gárriz, dice que todo cuenta con los permisos necesarios

Actualizada Miércoles, 12 de marzo de 2008 - 04:00 h.
  • M.P.A.. ESTELLA

El Ayuntamiento de Allín, al que pertenece Amillano, ha salido al paso de la oposición de este concejo a las obras de urbanización de los terrenos donde se levantarán 60 viviendas y la futura zona dotacional del valle.

Lo ha hecho después de que el presidente de la junta concejil, Iñaki Poveda Larraza, y dos vecinos más intentaran frenar el viernes por la tarde los trabajos de corrimiento de tierras en marcha desde que, el pasado 8 de febrero, se colocara la primera piedra de un nuevo espacio residencial donde se edificarán también el consistorio y el consultorio médico.

La alcaldesa, Ascensión Gárriz Ripa, contestó ayer a las declaraciones realizadas en ese momento. La primer edil subrayó que, a la espera de que se resuelva el recurso presentado por el concejo, se cuenta con las autorizaciones necesarias y los trabajos han comenzado con todo en regla.

"Se ha cambiado de opinión"

Ya en febrero, cuando se colocó la primera piedra, un grupo de personas expresó su desacuerdo con la obra. El presidente del concejo señaló el pasado viernes que, con una iniciativa que obligó a intervenir a la Policía Foral, intentaron frenar la labor de la máquina excavadora para evitar la ocupación, sin permiso según sus argumentos, de un camino comunal registrado en el catastro del concejo aunque no se usa porque los propietarios de las fincas colindantes lo han desdibujado.

La alcaldesa de Allín se refirió ayer al "cambio de opinión" sobre el proyecto del anterior presidente del concejo de Amillano, Jesús María Vicente Erdozáin, uno de los vecinos que protagonizaron el gesto de protesta del viernes. Ascensión Gárriz subrayó que fue durante su mandato cuando, en junio del 2005, se autorizó expresamente a Mancomunidad de Montejurra para que ejecutara las obras necesarias de la red de abastecimiento en la misma unidad que ahora se urbaniza.

Ascensión Gárriz se refirió a declaraciones anteriores que, asegura, avalaban las obras desde el concejo. "Basta con ir a la hemeroteca y quien ahora se opone lo consideraba entonces un proyecto muy esperanzador. Incluso, al expresar un deseo, se refería a que comenzara a realizarse cuanto antes por los beneficios que iba a reportar en muchos aspectos", subraya la alcaldesa de este municipio compuesto.

La actuación urbanística que enfrenta ahora al Ayuntamiento de Allín con uno de sus concejos se impulsó durante la pasada legislatura en unos terrenos de 44.076 metros cuadrados. Amillano, con 20 habitantes de derecho, acogerá cuando acabe la obra recién iniciada tanto sesenta nuevas viviendas como los espacios comunes del valle que actualmente se encuentran en la capital, Larrión.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra