Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
SOCIEDAD

Emilio Garrido: "Una sociedad demasiado consumista es más frágil y menos libre"

El próximo 15 de marzo se celebra el Día Mundial de los Derechos de los Consumidores y Usuarios

Actualizada Miércoles, 12 de marzo de 2008 - 04:00 h.
  • M.J.C.. PAMPLONA

"Una sociedad consumista, basada en la compra irreflexiva, en lo desechable y el "quita y pon" es una sociedad mucho más frágil y vulnerable y menos libre". Así lo aseguró ayer Emilio Garrido, psicólogo y catedrático de la UPNA, en unas jornadas organizadas por la Asociación de Consumidores Irache, con motivo de la celebración este 15 de marzo del Día Mundial de los Consumidores.

En su ponencia, "El hombre en busca de la felicidad a través del consumo", Garrido reconoció que "todos buscamos la felicidad", pero "no sabemos muy bien qué es y la buscamos por caminos erróneos". Y como la felicidad, afirmó, "es cosa de la imaginación y no de la razón", muchas veces "no nos damos cuenta de que la tenemos cerca, a diario, en las cosas más simples, y creemos que no somos felices". "La felicidad", dijo, "está dentro de uno mismo".

Actualmente, describió, vivimos en una cultura consumista que "nos ha vendido muy bien la idea de que felicidad es sinónimo de dinero, placer, poder, diversión, y de que para ser feliz hay que consumir". Garrido destacó que el consumo, en sí mismo, no es malo, sino "bueno y necesario" cuando se refiere a obtener aquello que "necesitamos para vivir bien". El problema, dijo, es "cuando consumimos y compramos de forma irreflexiva e irracional cosas inútiles e innecesarias para cubrir necesidades inexistentes".

A su juicio, el consumismo busca "compensar una falta de afecto y de seguridad", un modo de intentar cubrir vacíos afectivos comprando cosas, que además "no funciona y ocasiona nuevas frustraciones y vacíos".

Destacó la "obsesión" por las "marcas, el empeño en "tener lo que los demás tienen", de quererlo "todo ya", espiral que, alertó, incide especialmente en los más jóvenes. Hoy "todo es desechable", alertó, cambiamos rápidamente unos artilugios por otros. Y en una sociedad así, aseguró, "las personas, los afectos, las relaciones... acaban siendo también desechables, de quita y pon".

Por todo ello, apostó por trabajar la madurez personal y el equilibrio, practicando un consumo "responsable" y más "austero".


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra