Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
SOCIEDAD

Muere el historiador José Ignacio Tellechea Idígoras

Oriundo de Ituren, era el máximo especialista en la figura del arzobispo Bartolomé de Carranza, de Miranda de Arga

Actualizada Martes, 11 de marzo de 2008 - 04:00 h.
  • AURELIO SAGASETA * . PAMPLONA

José Ignacio Tellechea Idígoras falleció el pasado día 8. Había nacido en 1928 ("como Miguel Poblet, José María Cabodevilla y el Opus Dei" escribió en Tapices de la memoria ), y fue sin duda uno de los historiadores más importantes del s. XX, con casa paterna y biblioteca en Ituren.

En su huerta junto al río Ezkurra (del que dejó escrito el tafallés José María Cabodevilla que "siempre lleva agua") recibió calladamente visitas de personajes como Gregorio Marañón o el filósofo Javier Zubiri, se relacionó con Ramón Menéndez Pidal, Pedro Laín, Profesor Pabón etc., y junto con monseñor José Laboa acompañó por toda España en la década de los 50 al cardenal de Venecia Roncalli, luego papa Juan XXIII.

Dedicó toda su vida a recuperar la apasionante memoria histórica de un hijo ilustre de Miranda de Arga, Fray Bartolomé Carranza, arzobispo Primado de Toledo en el s. XVI, que fue procesado por la Inquisición y encarcelado en Roma.

José Ignacio Tellechea escribió con acierto sobre muchos temas, así como medio centenar de obras sobre el ilustre mirandés (varios volúmenes en la propia Real Academia de la Historia), publicando el largo proceso y comentarios, ofreciéndonos una imagen muy realista del Siglo de Oro Español, época en la que era un experto.

Hace más de dos décadas José Ignacio Tellechea, gravemente enfermo, pasó un año entero en la UVI, donde conoció la muerte de todos sus compañeros de sala. Se recuperó y escribió sus recuerdos en "Tapices de la memoria (historia clínica 279.952)". Herido ya de muerte, hace un mes le llevé uno de los CDs de la Catedral de Pamplona y dicen que se pasaba horas escuchando dos melodías: "Izar ederra" de N. Otaño y el responso "Ne recorderis" de Ituren.

Trabajó hasta el final de su vida. Decía que le quedaba muy poco para terminar su último libro sobre el religioso Martín de Alberro, de Ituren, 1526-1596 (el que sugiriera la famosa Inmaculada de Juan de Juanes). Tellechea solía decir que siempre le había impresionado la anécdota del Papa Pío XI pidiendo a su médico una hora más de vida para poder firmar un documento importante. A ambos les faltó esa hora.

Sacerdote de la diócesis de San Sebastián, hoy día 11 será su funeral en el Buen Pastor de San Sebastián. Cantará el Orfeón Donostiarra. Él prefirió ser enterrado calladamente a la sombra del Mendaur en el sugestivo cementerio de Ituren, mientras un txirimiri intermitente recogía el responso popular de Malerreka y las campanadas del anochecer ("illun ezkilla") cerraban el valle.

* Maestro de Capilla de la catedral de Pamplona


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra