Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
EL OTRO PARTIDO

Goles por la mitad

Una de las claves de la recuperación del equipo hay que buscarla en el buen ambiente entre jóvenes y veteranos

Actualizada Lunes, 10 de marzo de 2008 - 04:00 h.
  • MARÍA VALLEJO . PAMPLONA

"La mitad del mérito es de Nacho Monreal, que me la ha puesto muy fácil". "La mitad del gol es para Patxi, que ha hecho un gran pase". La primera frase es de Cruchaga, la segunda, de Kike Sola. Los dos las dijeron ayer sin escucharse, con apenas unos minutos de diferencia, tras acabar el partido. Sintomático, ¿no?.

"La mitad del mérito es de Nacho Monreal, que me la ha puesto muy fácil". "La mitad del gol es para Patxi, que ha hecho un gran pase". La primera frase es de Cruchaga, la segunda, de Kike Sola. Los dos las dijeron ayer sin escucharse, con apenas unos minutos de diferencia, tras acabar el partido. Sintomático, ¿no?

Es sintomático del excelente compañerismo que reina en el vestuario de Osasuna que los dos autores de los goles piensen lo primero en el jugador que les ha dado el pase. Los dos fueron geniales, el de Puñal y el de Monreal, pero no menos brillante fue la jugada y culminación de Sola y el testarazo made in Cruchide la victoria. Y ahí estaban los dos navarros, el veterano capitán y el descarado novato, acordándose de otro en cuanto tuvieron un periodista delante.

Entre las cuatro paredes del vestuario se cocina un alto porcentaje de lo que ocurre cada domingo. En los entrenamientos también, por supuesto, pero en esas horas que comparten los jugadores inquietudes, problemas, consejos, dudas, amistad, diferencias, soluciones. Ahí radica gran parte del éxito de este grupo, mucho más preparado para salir de situaciones difíciles que otros que a la primera de cambio miran hacia otro lado.

La nueva generación de chavales (Sola, Vela, Javi García, Azpilicueta) cumple una doble función en este Osasuna que parece empeñado en seguir otro año en Primera. Por un lado, su alegría y vivacidad ha dado otro aire al vestuario. Se quieren comer el mundo y contagian el entusiasmo a los que llevan más tiempo. Y por otro, son chicos sencillos, dispuestos a escuchar, a aprender, a palpar lo que es el fútbol de la mano de los más expertos.

Por eso, tienen especial valor esas frases. Kike Sola sigue acaparando los merecidos piropos, pero él sabe echar un cable en público a un Puñal que ya ha pasado por esta etapa de elogios, pero también por la crítica, y sabe que la marea viene y va. Y Cruchaga, poco acostumbrado a la alegría del gol porque su guerraestá atrás, se encargó de recordar que Monreal le había hecho un regalo en forma de pase. Son gestos, palabras, signos de que Osasuna es, ante todo, un equipo.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra